El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

domingo, julio 29, 2007

Dedicado a María

Venía yo de camino pensando en si estos días habían sido propicios o más bien tendían a funestos

Pensaba yo en que cosa de las que vi debería contaros

Una escena en una cafetería

Otra escena en la misma cafetería

Una mujer que no encuentra el pueblo en el que fue feliz (Eulalia vuelve)

O la pequeña historia de un mundo que nace después de haber muerto

Y así se pasaba el tiempo, pensando cual sería la primera que debería contar

Al final del camino siempre hay una casa o una torre o una sombra. Y yo llegaba a la mía. Que cuento que cuento..

Solo que allí me estaba esperando María a ver si me quedaba algo de sal...

y en sus ojos cerrados, no cabían pesadillas.

Así que decidi descansar y olvidar las historias de mierda. Y si acaso llorar un poquito, pero sin que se oiga, para mover el polvo y poco más

7 comentarios:

Blogger Trenzas ha dicho...

Bienvenido de nuevo..! ¿Qué tal te fue en la ausencia..?
Eché de menos tus historias, pero ya me consuelo un poco porque veo que estás pensando en muchas :)
Nunca encontramos el pueble en que fuimos felices hace ya tanto tiempo...
Y si lo encontramos, nos cuesta reconocerlo.
Espero que tú si reconozcas este pueblo bloggero y seas lo bastante feliz como para no alejarte mucho :)
Un abrazo fuerte, mago

8:50 a. m.  
Blogger A. di Zacco ha dicho...

Afortunada María, pq cuando uno vuelve a casa la nevera suele estar vacía pero menos mal que sal sí acostumbra a tener.
Eso de buscar "el" pueblo me suena (segundo capítulo de mi Serie)...
Güelcom joum.

12:05 p. m.  
Blogger Zebedeo ha dicho...

Vaya volviste y estaba María esperando por algo de sal, tú debes de ser muy "salado". Ya que estamos ¿tienes un poco de tomate, orégano, pimientos, jamón, atún, champiñones...? Es que así me ahorrabas el viaje al supermercado.

Bien venido.

12:48 p. m.  
Anonymous Polilla ha dicho...

Me alegro de que la torre esté de nuevo habitada. Con sal o sin ella. Con sueños o pesadillas. Contigo...

Me alegro de que los magos siempren encuentren caminos de regreso.

Se te echaba de menos.

9:57 a. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

Bienvenido querido Mago!!!
Lo que importa es que entre líneas has contado todo...
:)
Mil besos!!!

6:23 p. m.  
Blogger Bito ha dicho...

Ya ve señor Zifnab a veces no hace falta contar nada... y uno al leer nada se queda absolutamente satisfecho.

Un saludo.

6:48 p. m.  
Blogger JeJo ha dicho...

Es verdad lo que Bito dice ... comparto.

Un abrazo

6:05 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal