El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

jueves, marzo 22, 2007

Jason y yo

Leyendo el blog de la sin par Sinmás, (de imprescindible lectura, por lo maja que es la nena y lo bien que se le da esto de escribir), recordé que son muchas las formas absurdas de morirse pero pocas lo son tanto como que te mate la chica de la curva como estuvo a punto de pasarme a mí. Y sin necesidad de subirse al coche. Con dos cojones y un palito. Pequeño. Muy pequeño

Estaba yo en mi versión más adolescente (gafotas, importantes orejas, extremidades confusas) acompañado de más gente: amigos, dos muchachitas de buen ver y un tal Gonzalo amigo de un amigo de un amigo, más chulo que los callos y destetado en los más sórdidos rincones del puente de Vallecas. Habíamos escogido por lugar de encuentro un espacio tan acogedor como solo puede serlo el jardín de una casa abandonada, con sus malas hierbas que pican un huevo sus desvencijadas puertas, los indescifrables ruidos y suspiros que no proceden de ninguna parte, y por única iluminación, un mecherito de los pequeños y los mohosos reflejos de una desconchada piscina. Solo faltaba que estuviera en un campamento abandonado y que a mí me hubiera dado por perder la virginidad, para que Jason hubiera venido a mostarme que un hacha tiene más posibilidades que una navaja suiza.

Dado que semejante paraje no era muy dado a románticas parabolas a lo Corín Tellado, decidimos sucumbir a la rutina e intercambiamos pavorosas historias de miedo, cada uno la suya, entremezclándolas con risillas nerviosas y acojonadas escapadas a mear mirando por encima del hombro. Hasta que llega Gonzalito, con su diente mellado y su aura de delincuente juvenil y con evidentes deseos de agenciarse a la más asustada de las dos muchachas. “Coño pues en el pueblo de mi viejo hay una curva así como la hostia de cerrada en la que se aparece una chica que se mató allí hace mucho tiempo...”.

Un grillo aúlla desde la oscuridad. ¿Es un jadeo o será el viento lo que ha sonado en la casa? Una sombra atraviesa uno de los impenetrables vanos de las ventanas. Y en medio de tan terrorífica escena voy yo y suelto

Anda tíoooooo, peazo de trola estas contando

Error. Eso pensé yo, mis amigos y la sanguinolenta mirada que me regalo el tal Gonzalito, el cual estaba dispuesto a demostrar su hombría si o si, fuese acojonando a las niñas o a mí, con tétricas historias a ellas o con magistrales lecciones de realismo social a mí. Y mira que mi intuición femenina me había advertido, Zif, que el tío ese es muy de Vallecas y tu muy de Chamberi, que no le caes bien, que eres bajito y pedante y bastante pardillo y eso no impresiona demasiado, que usas demasiadas polisílabas, que te lo tengo dicho. Pero yo, que pedante un rato, pero de listeza algo carente, ignoré las señales y seguí hablando. Había conseguido la atención de la rubia y de la morena y me envalentoné. Lástima no haber conocido a Chejov por aquel tiempo y haber descubierto que el silencio es la suprema expresión de la dicha o la desgracia

Que si coño que te digo yo eso ha pasado en mi pueblo, tontolapolla, comentó el pieza, rezumando una sustancia similar a las babas, pero con olor a azufre.

Pero como va a pasar eso en tu pueblo, nene. Me lo han contado unas mil doscientas seis veces, ( no podría yo haber usado una cifra más sencilla, que si hubiera dicho cinco también hubiera valido y no hubiera parecido que le estaba vacilando), que si en la Coruña, que si en la serranía de Cuenca ... Si hasta aparecía en una colección de cromos sobre monstruos que hacía yo cuando era niño, macuerdo yo que estaba al laito del hombre del saco y de Drácula. Menuda tontá. ..

No podía habermelas dado de listo cuando el Javi (más amigo y más enclenque) comentó lo de que había una bruja que pudría las esponjas y se metía por las chimeneas, no. Yo tenía que decirlo cuando hablaba el Vaquilla. Ay lo tonto que es uno.

Pa que más. El tío debió interpretar que me estaba quedando con él (cuando lo único que sucedía era -y es- que soy gilipollas) y para demostrármelo saltó cual tigre de bengala en celo y puso con extremada amabilidad sus garras sobre mi cuellecito de complexión liviana, logrando con ello convencerme de lo desatinado de mi intervención. La sangre no llego al río pero al volver a casa pude ver en una curva de la nacional como una fosforescente figura se descojonaba de mí. Mira que la tengo ganas desde entonces.



P.D I: Gonzalito no se tiró a ninguna de las dos sirenas. Al poco tiempo, una de ellas, me empujó a una piscina sin desnudarme previamente, la muy desconsiderada. Las musas tornaronse en arpías en lo que tarda en mojarse la dignidad. Eso si, ningún animal fue maltratado en la redacción de este texto.

P.D II: Ayer escuché a una chica que inquirida sobre sus gustos musicales respondió que a ella la que le gustaba era Britney Spears, pero sólo en su etapa buena………… cualquier comentario que se me ocurre es susceptible de imputación penal, así que me limitaré a estar profundamente agradecido por no conocer la parte mala de Britney. Porque de lo contrario estaría dispuesto a mudarme al pueblo de Gonzalito a ver que se cuenta.

12 comentarios:

Blogger Lince ha dicho...

esto de que tú escribas esta historia y yo acabe de leer "It" no tiene nada que ver verdad?

lo de la chica de la curva te juro que es verdad. yo sobreviví.

12:02 a. m.  
Blogger Larha ha dicho...

Jajajaja es usted el pedante (en serio) menos pedante con quien me he topado.
Una recomendación te voy a dar, renaciendo en mí la pedante que también llevo, es la siguiente: siempre, siempre, siempre, siempre cuando te cuenten una leyenda urbana has de afirmar que es cierta, totalmente veraz, es más... tú también conocerás a alguien que al abrir la tapa del inodoro le salió un cocodrilo encantador, serás el que tiene un amigo íntimo supersincero que vió a Ricky Martín abrir aquella puerta, ... a todo que sí que ocurrió e incluso si eres más atrevido (que los pedantes suelen serlo) tú has vivido en carnes propias todas esas historias, he dicho todas. Así la conversación acabará ahí, que los Gonzalitos de mayores suelen ser muy pesados y estar en posesión de la verdad.

Pd1 y última: la chica de la curva existe o no, según quien sea el interlocutor, y si insisten en contar nuevas apariciones acabas con un "la chica de la curva es Britney Spears rapada que ayer se me apareció en.....". Y todos mudos afirmando haberla visto.

Xd un abrazo grande por haberme alegrado el sábado, hala.

11:22 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ya me figuraba yo que alguna, sino las dos, de la sirenas se convertiría en arpía antes de terminar la historia. Debo estar desarrollando dotes adivinatorias, porque no creo que estés perdiendo la facultad de sorprenderme, mago.
A lo de Britney Spears no me queda otra que actuar como el torero "el Gallo" cuando le presentaron a Ortega y Gasset y decir: "Hay gente pa tó".

Abrazos, Sr. Zifnab.

11:57 a. m.  
Anonymous María ha dicho...

Esa historia-leyenda creo que pasa de generación en generación y va cambiando de lugar o ¿es que en todos los lugares hay una curva en la que se aparece la chica? Besos Sr. Mago.

2:00 p. m.  
Blogger sergisonic ha dicho...

la chica de la curva es atemporal, y goza del don de la ubicuidad, por eso es tan aterradora, por eso es tan tremenda su historia: las leyendas...

pd3.- ¿la rubia no sería Britney?

2:52 p. m.  
Blogger sergisonic ha dicho...

desde "it", siempre me he tenido ganas de bajar a alguna red de alcantarillado... ¿montamos una excursión?

:)

2:54 p. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

jajaj Mago...
No será que ese Gonzalo es el que hoy conocemos como Conde Pátula?:o
a sabé...
mientras tanto usted me maravilla:)
besos!
Pd.milochomil..me llevo ésto:
"tontolapolla" que me ha inspirado:)

9:13 p. m.  
Blogger Chisme Cotilla ha dicho...

Pobre infeliz te empeñaste en contradecir la sinrazón de un quinceañero ceporro.
La muchacha de las curvas es muy antigua, lo que me pregunto es ¿Porque muchacha y no muchacho? Habiendo tantas curvas porque no se aparece en alguna de ellas un muchacho, un motero por ejemplo, o un camionero, tiene que ser la hostia.

12:59 p. m.  
Blogger El Tipo de la Brocha ha dicho...

Sobre la chica de la curva: este vídeo.

3:45 p. m.  
Blogger Hulde Ayala ha dicho...

"chica de la curva"? he oído historias de una que la lleva uno a su casa y al regresar después resulta que murió hace... mmnosé, doscientos seis años... es ésa?

saluditos

1:27 a. m.  
Blogger Zebedeo ha dicho...

Pss pues yo no sé porque le tienes manía, cuando la conoces un poco es una chica muy maja. Además con esto de que es fluorescente la gente no se le acerca ni con gafas de sol y la pobre está desconsolada porque así no hay forma de que conozca a nadie. Dice que a ella sólo se le acercan unos tipos que son unos fantasmas.
Es una pena que nadie se pare a conocerla un poquito más pues cuenta unas historias que son para morirse :)

12:42 a. m.  
Blogger Arare ha dicho...

¿Qué es "it"?

11:11 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal