El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

jueves, febrero 22, 2007

Nombres

Y el Príncipe Azul acudió al Castillo Lejano de las Torres más Enormes al rescate de la Bella Princesa Desolada, cuyas puertas guardaba el temible guerrero.

Salió el soldado al paso del noble y apuntándole al corazón con su inmensa espada, le dio el alto. Reparó el Principe en el vigor de sus músculos y en lo acentuado del estoque y considerando lo peleagudode la situación y tras un detallado análisis de las posibilidades que se le ofrecían, apartó de su pecho la mortífera arma y tomo entre sus manos el otro mandoble del gigante, mucho más carnal y apasionado que aquella, forjada meramente con metal. "Que princesas ni princesas", le soltó al soldado mientras lo besaba. El Guerrero lejos de ser temible, se mostró amable y muy receptivo con tan osado comportamiento

Hoy en día el Príncipe Azul (azul oceano, matiza, puntilloso) trabaja como agente de la propiedad en una inmobiliaria y el otrora guerrero indomable (y ahora más conocido como Deseo en las noches ibicencas) se siguen queriendo con sus días malos y sus noches repletas, y de vez en cuando aprovechan la intimidad post coital para rememorar los tiempos fantásticos mientras comparten un porrito de grifa buena. Una vez Deseo le preguntó a Oceano que como lo había sabido. "Un rey tan rancio no deja la castidad de su hija en manos de un machote tan... armado, cielo"

Post Scriptum:

La Bella Princesa Desolada me pide que por favor os tranquilice acerca de su situación personal. Por lo visto al castillo no le falta de nada y tiene una biblioteca cojonuda en la que se pasa las horas muertas leyendo. "Acabo de descubrir a Gide y es la hostia". Dice que un tío le rompió el corazón y la cara, y que no quiere saber nada de hombres por un tiempo. "Si viene algún guaperas con ansias de epopeya, cierro las puertas y monto todo el jaleo que puedo para que piense que un ejercito o un dragón se preocupan por mi honra y si no se ha ido al primer día, al tercero ya no está". "Siempre hay maneras de pasar las noches frías" me dice señalándose el dedo corazón con picardías en los ojos. Me agradece en el alma lo de Bella, "pero yo no estoy Desolada", "si acaso un poco sola, pero hay cosas peores", añade tras pensárselo un momento.

Tiene una sonrisa calmada, me ofrece un café y me pide permiso para fumarse un cigarro. Me despide callada y tranquila y cierra las puertas del castillo a mis espaldas, "no sea que algún gilipollas con coraza quiera colarse con nocturnidad o escalo".

16 comentarios:

Anonymous manel ha dicho...

los cuentos son eternos, y nosotros, encantados. Al menos, aquí.

2:02 p. m.  
Blogger El Tipo de la Brocha ha dicho...

Uf, suerte que la Bella Princesa Desolada se las apaña muy bien sola. Los cuentos nunca deberían acabar mal.

2:39 p. m.  
Blogger Ring ha dicho...

Sigues igual de genial que siempre...
Ole tu elocuencia

5:24 p. m.  
Anonymous María ha dicho...

Ella decide cuando quiere estar sola y cuando acompañada. ¡cómo debe ser! Besos

6:07 p. m.  
Blogger Sita B ha dicho...

Jajajaja fantástico!!

Dígame el cumpleaños de la princesa que sé de un regalito definitivo!!

Un beso!!

8:11 p. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

Ahhhhh ya decía Yo!
el principe azul no existe!!
sólo mi hijo cuando cumplió 2 añitos y no protestó de traer capa de Supermán...
ja!!
y la princesa!!
esa si que s sabia....
por algo tiene cinco dedos con uñas limpísimas:)
muchos besos señor Mago!

3:56 a. m.  
Blogger Eulalia ha dicho...

Y ¿Cómo es que la princesa le dejó entrar a usted, Mago?
Besos mil.

8:42 p. m.  
Blogger Lula Towanda ha dicho...

Te ha faltado:
Y fueron felices y comieron perdices

10:31 p. m.  
Blogger sergisonic ha dicho...

El Mago es el Mago, por eso pudo entrar. Me encanta esta Princesa Sola, me encanta. Déle recuerdos.
Abrazo sónico

8:29 p. m.  
Blogger sergisonic ha dicho...

(ps.- le dejé algo sobre Carretera Perdida, por ahí, de D.L.)

8:30 p. m.  
Blogger TICTAC ha dicho...

!!!jajajajajajaja!!! genial texto!
me he estoy destornillando,apenas deje de reirme y me componga...comento....!jajajajaja!!



El ultimo cuento que he leido asi' de antiparabolico, fue el de Cenicienta de Roal Dahl, en 'Cuentos para niños perversos'

Un beso Mago!

2:30 p. m.  
Blogger GLAUKA ha dicho...

Gato escaldado del agua fría huye, que se dice ;).
Yo es que la entiendo muy bien a tu princesa, qué quieres que te diga.

Y ole por tus cuentos, siempre tan absolutamente deliciosos.

6:56 p. m.  
Blogger Luzbel Guerrero ha dicho...

¡Oh mago!, ya me había olvidado lo bueno que es Ud.
Me he pasado un buen rato con cara de lelo riéndome de sus ocurrencias. ¡Como me gustaría tener mucho tiempo, le leería toda la producción hasta que me doliera la tripa de la risa o ya no pudiera pensar más, pero las cosas son como son, y hay tanta gente guapa que leer de gorra.... Gracias.

Todos, un día, visitaremos a Onetti, eso no tiene mayor mérito

9:00 p. m.  
Blogger JeJo ha dicho...

Suele suceder ...
No es la pimera vez que leo sobre un Príncipe encantado que se come la perdíz.
Y la Príncesa ... la imagino en éxtasis con su rueca entre las piernas por las noches.
Y tú, Mago, testigo fiel voyeur ?.
No conoces algún Ogro travestí ?.

- Me encantó tu historia, como siempre ...

9:21 p. m.  
Blogger el mono dorado ha dicho...

...Vaya con la princesa. Sí ella dice que esta bien me lo creo.
Pero vaya...yo creo que tarde o temprano se enamorara del cartero, o "el del butano"....¿Por que a esos sí les habre la puerta del castillo no?¿

jajaj.

10:18 a. m.  
Blogger Blanche ha dicho...

me ha encantado tanto!!!! creo que de lo que más.. igual porque obviaente habia pensado en la pobre(perdon) princesa... que genial
BESOTES

2:51 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal