El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

jueves, enero 11, 2007

Rememoranzas

Caminan las ancianas damas cogidas de la mano diciéndole la una a la otra.

No se si te has enterado, pero dicen que los leopardos son hombres con un gusto excesivo por el tanga amplio.

Pues eso no es nada. Al parecer los islandeses disléxicos se sienten como en casa cuando van a Disneylandia

Ríen como niñas remotas. Huelen a pestiños y a canela. Suenan a tiovivo y a organillo y en los ojos chispas y la boca tapada para contener las risas que sin embargo, se les escapan, hasta que no les queda ninguna. A la tarde de invierno ya le queda poca historia y apenas hay gente en un parque desabrido. Solo el viento levanta un poco la voz.

Nunca me sentí más sola que a su lado, susurra la una con los ojos en otro instante, más o menos, a un universo de distancia.

No concibo mayor tración que la del poeta que cambia el poema de destinataria le suelta la otra

Hasta que un hombre mayor les estropea las nostalgia preguntando sobre el origen de tan extrañas palabras.

Ya le han olvidado antes de terminar de decir a la par, Ramón nos las dijo un día . Y vuelven a reir como cuando eran mozas y aquel señor borracho les miraba los pechos firmes con ojos blandos y a ellas se les mezclaban las ganas y la vergüenza sin saber con cual quedarse.

20 comentarios:

Blogger Eulalia ha dicho...

Me quiero pensar, me gusto imaginándome caminar hacia ese parque.
Y alcanzar a reírme de todo cuanto me haya hecho sufrir.
Un beso.

11:08 a. m.  
Blogger Isthar ha dicho...

Me gusta recordar que la memoria un día sonríe nostálgica rememorando ciertas cosas sin que importen ya :)

Un abrazo inmenso, mago

11:23 a. m.  
Blogger Liter-3 ha dicho...

Que suerte llegar a mayor riéndose de todo y recordando locuras. O me confundo y es al revés, llegar a mayores locos y recordando risas.
¿Cual de ambas será el buen vivir?

12:31 p. m.  
Blogger TICTAC ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

11:20 p. m.  
Blogger TICTAC ha dicho...

Rememoranzas de quienes llegan a viejo sin temerle ni al pasado ni al futuro...viviendo plenamente el presente. Ancianas sabias y fascinante cuento.

Un abrazo, Mago..
mejor dos por perderme el post anterior ;-)

11:23 p. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

Yo quisiera llegar a ese instante, reir tapándome la boca para no evidenciar el antojo de volver cualquier día en sueños al mismo instante de mis años mozos...
Besos señor Mago, por ésta ternura de añoranzas...

4:20 a. m.  
Blogger JeJo ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

4:58 a. m.  
Blogger JeJo ha dicho...

" El que se rie de viejo de sus picardías se acuerda !".

Me gustan las chispas en los ojos a cualquier edad ...

5:01 a. m.  
Blogger Mir ha dicho...

Es que las cosas, con distancia se ven de otra manera.

Un beso y gracias por tu magia.

3:58 p. m.  
Blogger Lula Towanda ha dicho...

Ya me gustaría ser una abuelita así.

8:13 p. m.  
Blogger Chisme Cotilla ha dicho...

Si, huelen a pestiños y a canela, puede que también a matalauva, poleo y menta.

8:44 p. m.  
Blogger sergisonic ha dicho...

pilluelas hasta de mayores, que bien.

abrazos, mago

11:05 p. m.  
Blogger Gavanido ha dicho...

No todo, pero sí es cierto que la mayor parte de lo "no recordable" deja de doler con el tiempo. Si sirve de consuelo yo reconozco que en mis últimos quince años me he reído más que en toda mi vida. Y siempre he gastado muy buen humor, aunque claro, los tiempos que yo viví fueron otros tiempos en los que había poco que gastar.

Tenga un ferretero sin catarro.

10:56 a. m.  
Blogger Zebedeo ha dicho...

Hombre, el poeta cambió de destinataria porque tenía muy mala puntería y le acertó primero a la que no quería darle y después de 36 intentos logró alcanzar a quería darle cuando ya el poema había perdido su fuerza de tanto lanzarlo.
La nostalgia mezclada con alcohol es más sabrosa y alegre.

9:38 p. m.  
Blogger Bohemia ha dicho...

Que interesantes esas damas...

Me encantó esta parte, me hiciste sonreir:

"Al parecer los islandeses disléxicos se sienten como en casa cuando van a Disneylandia"

jajaja

2:21 a. m.  
Anonymous María ha dicho...

Ojalá llegásemos todos a esa situación de poder reírnos de lo vivido y de lo vivido sin remordimientos ni pesares. ¡qué bonito sería! Besos

9:53 a. m.  
Blogger Larha ha dicho...

Siempre, siempre sospeché lo que eran los leopardos :)

Me quedo con que cualquier tiempo presente es mejor, o algo así.

Me quedo con las mezclas de las ganas y las vergüenzas sin saber con cuál quedarse.

Me quedo con tus historias.

Un abrazo enormísimo.

2:13 p. m.  
Blogger Blanche ha dicho...

me encantan las extrañas palabraq, y la canela, y los pestiños...
(las paredes ya han parado)

2:19 p. m.  
Blogger Liter-2 ha dicho...

realmente, no hay peor traición que cambiar la destinataria del poema.

10:30 p. m.  
Anonymous Arare ha dicho...

Exacto, Liter-2.

¿por qué nunca me acuerdo de cambiar el nombre si quiero entrar como Arare? (argggg)

Liter-2/Arare

10:31 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal