El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

viernes, diciembre 01, 2006

Rios que duermen

Esto, en mayor o menor medida, fue sugerido por Tic-tac.



La última cosa que ví en vida fue el reflejo de una luna horonda sobre la crudeza del cuchillo que me asesi
nó sin dolor ni rabia. Antes de eso todo es niebla que nada me dice de lo que fui ni lo que hice. Solo asoman cosas sin sentido, la mirada de unos ojos marrones o un aroma que no el es de los cañaverales o las pozas por las que navego y que nace del lugar en el que ni la niebla ni la luz son posibles. Hay instantes en que aún disfruto de la sombra de aquel árbol que cambio mi vida aunque no sepa por qué y otros en los que puedo jurar a que sabían aquellos labios. Pero todo lo demás es niebla. Todo lo que habito es río.

No se si la vida es un río. Mi muerte si. El asesino que ni sus ojos osó mostrarme me arrojó
a este y desde aquel día navego, por una vez, sin derrota y espero que haya fin dentro de esta eternidad. Direis algunos que me pongo poético, pero es algo que nos sucede a los muertos, incluso a los que en vida no dejaron de blasfemar o desfacer virgos. A veces medito sobre cosas enormes pero la mayor parte del tiempo me aburro y observo las vidas que dejo a mi paso. Unos niños chapotean en la orilla. Unas madres gritan desde la otra, sonidos que arrullan y acompañan y que se quedan atras sin que la memoria se entere. Nunca antes comprendí hasta que punto el sol estalla ensangrentado en los atardeceres y riega los campos de cebada y de trigo y las miradas de viejos que no dicen nada sentados en sus mecedoras, esperando. Una mujer y un hombre rotundamente bellos se ocultan sus cuerpos cubriéndolos hasta el cuello. Pronto se desnudarán de agua y se romperán la vida que nunca volvera a ser la misma después de sus gemidos, pero eso será cuando yo ya este en distinto lugar en el mismo rio .

He muerto si pero nada me impide seguir siendo balsa y río y hasta trucha si lo deseo mientras me arrastra el olvido, tranquilamente como siempre ha sido, como a lo mejor sigue siendo siempre. Sonreiría si pudiera mientras sonrío porque quiero. No me he vuelto loco. Es la euforia de las gaviotas que ya aullan en el horizonte y que saludan el reencuentro. También flotan ellas, quizá porque algún día murieron o simplemente porque mueven las alas. Al abrazo del mar prometo olvidaros y pensar por última vez en la sombra de un arbol de ojos castaños y labios que abrasan.

13 comentarios:

Blogger Larha ha dicho...

"No sé si la vida es un río", por frases como esa mereces la pena, podría destacar más pero sería repetitivo -claro, ya están dichas- pero por frases como esa mereces la pena. He dicho.

Precicoso, absolutamente precioso.

10:40 p. m.  
Blogger Eulalia ha dicho...

¿Y cuando el muerto llegue al mar? ¿Estará el mar lleno de vidas muertas que se confrontan, y por eso las mareas?

Un beso.

11:15 p. m.  
Blogger TICTAC ha dicho...

Oh Tictac esta' admirada por tu historia poderosa y estos ojos apagados que recobran brillo a lo largo de tu rio...
La he leido tres veces y cada vez me ha gustado mas.

Mi sugerencia es de menor medida Mago pero gracias por nombrarme.

Un abrazo!!

1:08 a. m.  
Blogger Maryna ha dicho...

Resulta sobrecogedor imaginar ese cuerpo arrastrado por un río, quizá naranja, porque el Sol es abrasador y se reflejan sus luces.
Los ojos del asesino se alejan, quizás fueron negros, verdes, marrones o azules... quizá, sólo blancos, cuando cierras los tuyos y te dejas perder entre el sonido de las gaviotas.
Y no estás tan muerto, aunque lo parezca... Tu muerte es un río y quién sabe si lo es la vida.
Sí está claro que todos nos encontraremos en el mismo mar.

Es infinitamente hermoso esto que he leído. Gracias.

Un beso

5:16 p. m.  
Blogger Chisme Cotilla ha dicho...

Cuanto lo siento, mi más sincero pésame, no obstante espero verlo este verano en la playa convertido en espuma de mar.

7:37 p. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

Tu eres Río señor Mago, y en tus aguas turbiamente apacibles me he mojado tantas veces....
(Confesiónimpresionistamentevoyeur)
Muchos besos....

5:43 p. m.  
Blogger Arare_ ha dicho...

Me gusta lo de desnudarse de agua.
desnudarse de agua...
...desnudarse de agua
...

6:49 p. m.  
Blogger Isthar ha dicho...

He muerto si pero nada me impide seguir siendo balsa y río y hasta trucha si lo deseo mientras me arrastra el olvido, tranquilamente como siempre ha sido, como a lo mejor sigue siendo siempre.

Es una verdadera delicia, mago, tanto, que me has dejado sin palabras.

12:20 p. m.  
Anonymous María ha dicho...

Me he retrasado en la lectura, tengo que ponerme al día, pero este, el último es precioso, leído con calma y disfrutando de los matices que siempre incluyes en tus post. Me ha gustado mucho. Besos

5:18 p. m.  
Blogger El Tipo de la Brocha ha dicho...

Mareas de olvido que nos arrastran... Qué poético.

11:26 p. m.  
Blogger JeJo ha dicho...

- Reconosco un sentimiento de triste despedida en ese rio abajo. A la deriva, pero con rumbo fijo.
Perpetua marcha al mar ...
Un mar de olvido gris, sin olas ni marea.
Nostalgia cruel.

Sr. Mago, me quedé admirado.

10:56 p. m.  
Blogger Joup ha dicho...

yyyyyyyyyyyyyyyyyyy a mi me gusta la guerra de las galaxias ;) :PPPPPPPPPPPPp


Besos y abrazos de esperanza ;)

5:55 a. m.  
Blogger Lince ha dicho...

Nunca antes comprendí hasta que punto el sol estalla ensangrentado en los atardeceres y riega los campos de cebada y de trigo y las miradas de viejos que no dicen nada sentados en sus mecedoras, esperando.

que bonito, niño.
tus palabras acarician el alma :)
gracias por seguir escribiendo.

3:43 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal