El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

lunes, octubre 23, 2006

En blanco

Hoy me he levantado confuso y sin tener muy claro que es lo que tengo que contar y si tengo que contar algo.


Podría contaros, tal vez, que llueve, que llueve mucho, incluso podría adornarlo y decir que llueve muchísimo y que todos aquellos que se llaman Noe están a la que salta últimamente. Convencidos durante toda su vida de que su nombre obedecía al dudoso capricho de sus padres, ven en estos días en que la lluvia no cesa, un síntoma de que quizás sea la providencia la que dictó su partida de bautismo y que le tenga reservada una epopeya por lo menos tan memorable como la de su bíblico tocayo. Estos días se sobresalta ante cualquier altavoz y tienen la secreta esperanza de que una voz grave les diga desde el cielo que espabilen en lo del arca que les queda poco tiempo. Por eso no se pierden un programa de Bricomanía y se han comprado un glosario de especies animales que les ha costado una pasta. Así mismo no paran de pensar en si será la amante, la primera o la segunda esposa quien les acompañe y a cual de los tres hijos llevar o si llevarlos a todos y que sea Dios el que les aguante. Ni por un momento se les pasa que Dios le encargue la misión a un perro, a un sapo o a un castor y que les de instrucciones precisas de que la única especie que tiene vetado el acceso, lleve zapatos o zapatillas, es la humana, por obvias razones, pero quedaría muy largo y sin demasiado sentido así que no es eso lo que voy a contar.


Podría también confesaros que soy pesimista pero que el otro día encontré un motivo para no serlo que es el hecho de que nos pongamos como nos pongamos somos únicos e irrepetibles, una combinación más o menos afortunada de átomos que nunca jamás volverá a darse de una forma exacta. E incluso podría ir más allá y revelaros que todos y cada uno de vosotros sois dioses y que vuestra consciencia crea el universo por aquello de que somos la medida de las cosas y que lo demás existe en cuanto que existimos nosotros ya que en el momento que no lo veamos, lo demás existirá o no existirá, pero nosotros no lo veremos, pero luego me di cuenta que ese tipo de afirmaciones solo ahondan nuestra congénita soledad. ¿Quién coño quiere ser dios pensé, salvo Dios, quizá? Y entonces recordé que podría contaros pesimista, pero que no voy a hacerlo.


Podría contaros un cuento pero entonces tendría que esconder que a veces, solo a veces, estoy hasta la polla de contar cuentos, y luego tendría que ponerme a explicaros que decir hasta la polla no es machista ni siquiera grosero y que tiene toda una doctrina lingüística detrás que justifica que no diga harto, o cansado, o extenuado, o hasta los pelos, o hasta la nuez o hasta el ombligo y que un amigo y yo elaboramos en una noche de estupidez y ron. Acabaría demasiado hasta la polla así que hoy no, mañana seguro que si, hoy no os lo voy a contar.


Podría hablaros de política, de elecciones catalanas, conjuras del 11 de Marzo, radiopredicadores de tres al cuarto, teleprogres de quita y pon. Podría hacer sesudas argumentaciones escuchadas a ínclitos tertulianos pero entonces tendría que revelaros una cuarta ley de Newton que dice que todo tertuliano es por definición gilipollas y que las excepciones lo confirman doblemente pero en este blog se procura no hablar de política porque interesan más los hechiceros y demás chusma.


Podría hablar del Barça Madrid, de Fernando Alonso, de la enésima lesión de un jugador del Atleti, de la opinión que me merecen periodistas deportivos o de prensa rosa. Podría hablaros de mí y de mi fascinación por los caracoles y por ella, que es lo mismo, de mi condición del más contradictorio de los hombres. Podría descifrar la razón por la que escribo, buscar mi yo secreto, tratar de describir a que huelen las cosas que no huelen, hablaros sin parar de Onetti o de Ana María Matute o de los libros en los que aparece Zifnab y que leí ocho o diez veces desde que los leí por vez primera


Pero la verdad es que no puedo


La única cosa que puedo contar es lo que Ella me contó cuando fue a un funeral del padre de una compañera de trabajo. La chica leyó emocionada algo que resumía en una frase. No te preocupes papá, todo está bien.


Pues eso.


Lo está.

28 comentarios:

Blogger Larha ha dicho...

Has contado, ¿lo sabes?, sí, sí que lo sabes.

Pues un beso, incluso para cuando no cuentes.

10:50 p. m.  
Blogger Ligeia ha dicho...

Me gusta cuando hilvanas, cuando te sacas ases de la manga y me sorprendes, cuando cuentas historias y ambientadas. Si un día no estas inspirado es lo más normal del mundo, pero sigues sorprendiendo.

Un beso

11:49 p. m.  
Blogger TICTAC ha dicho...

:-)))))

Solo los magos como tu pueden contar sin contar la lluvia que no llueve o describir a que huelen las cosas que no huelen..y regalarnos tanta genialidad!

un abrazo, Zifnab!!

12:10 a. m.  
Blogger Bohemia ha dicho...

PUES PARA NO SABER QUE CONTAR...

QUE ARTE TIENE!

BESOS

10:28 a. m.  
Anonymous María ha dicho...

Menos mal que no sabías o no querías contar nada hoy. Y me gusta cómo no cuentas. Besos

12:22 p. m.  
Anonymous MDM ha dicho...

"descifrar la razón por la que escribo"...creo que hay razones que es mejor que permanezcan cifradas, aunque ya sabes que el descifrador que las descifrare, buen descifrador será.

12:50 p. m.  
Blogger Eulalia ha dicho...

Si: incluso aunque nada esté del todo bien, no hay otro remedio que reconocer que todo está bien si estamos aquí y nos reconocemos en el otro.
(La luna no me influye, pero la jodía lluvia termina por machacarme).
Un beso.

2:11 p. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

y sin saberlo tu, me has contado una vida que me antoja a cerrar los ojos y decir lo mismo que esa chica dijo....
no te preocupes papá...todo está bien...
un beso señor Mago...

9:00 p. m.  
Blogger JeJo ha dicho...

- SI que cuentas Mago !

También me quedo con lo último , solo que me gustaría decir :
" no te preocupes Jejo , todo esta ok ..." .

( y , si te queda un poquito de imaginación , tengo un final incierto para que pide tu opinión )

Saludos.

11:52 p. m.  
Blogger Lula Towanda ha dicho...

En blanco no del todo.
Todo está bien, no te preocupes

1:31 a. m.  
Blogger Isthar ha dicho...

Yo no necesito más...

Me gusta cuando no me cuentas tanto como cuando me cuentas ;)

12:01 p. m.  
Blogger Isthar ha dicho...

¡¡¿Por qué nos has dejado sin referendum?!! ;P

5:56 p. m.  
Blogger malatesta ha dicho...

A mí me ha gustado lo de los Noé bricomaníacos. Nunca se me habría ocurrido.

8:09 p. m.  
Blogger Trenzas ha dicho...

Se puede decir más alto, pero no más claro, que no quieres contar nada. Y te comprendo, porque te sale muy bien el no contar.
También comprendo, por desgraciada experiencia, que la frase con que pones el lazo negro a este no contar tuyo, justifica de sobras el que hoy nos quedemos sin poder leerte.
Y, personalmente, te lo agradezco. Pronto tendré un aniversario que no voy a querer contar.
Abrazos y gracias por este post nunca contado.

11:00 p. m.  
Blogger Maryna ha dicho...

A veces, necesitamos no contar tanto... hasta para un mago se merece descansar.
Hoy no hay cuento, pero sí una buena reflexión.
Al final no hay final... principio del camino es el camino mismo.
"Todo está bien".

Un beso.

1:16 a. m.  
Blogger Ashavari ha dicho...

Podemos contar muchas cosas, pero la mitad de las veces sobran bastantes palabras, sin embargo, gracias por recordarme lo de que somos unicos e irrepetibles... ayuda a subir la moral... Besos.

4:10 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

lágrimas de cuentos. o de no-cuentos.
un abrazo,

sergi

8:24 p. m.  
Blogger Rorro ha dicho...

Uno pasa años intentando pasar desapercibido... hasta que se da cuenta que uno no puede esconderse de sí mismo. En ese momento uno no piensa en otra cosa que en perdonarse.

8:19 a. m.  
Blogger Rorro ha dicho...

Prueba con la niña de los cabellos de lino, de Debussy, ocon la mision, de Ennio Morriconne.

8:21 a. m.  
Anonymous n ha dicho...

Podrías contar...
Lo que hay es lo que cuentas, sin querer.
Qué bueno.

Todo está bien? Qué alegría me das... aunque no acabe de creérmelo del todo.

3:07 a. m.  
Anonymous Nina Fashion ha dicho...

...la n anterior.
(fallos del sistema... humano).
Saludos y hasta pronto.

3:14 a. m.  
Blogger Mirtho Nectar ha dicho...

El día que quieras contar algo me lo tomaré libre en el trabajo porque sino no voy a tener tiempo de leerte. Por cierto, a pesar de que he dormido 3 horas,llevo despierto desde las 4 y que son las 7:15 de las mañana se me ha hecho muy grato leerte. Me gusta esa especie de mala leche desnatada que le pones a lo que escribes.

Saludos rampantes!

7:24 a. m.  
Blogger Ella ha dicho...

Podría contarme en que piensa cuando no piensa en nada. Podría orgullecerse de estar loco y decirme tres veces lo loca que estoy. Podría desafinar en alguna cancion y decir que la ensayó.

Podría decirme tantas cosas, que estaríamos a cero.

10:17 a. m.  
Blogger Olvido ha dicho...

Podemos contar muchas cosas.. que linda la forma tuya de contar..
Me gusto tu blog...

11:31 a. m.  
Blogger Luzbel Guerrero ha dicho...

Querido amigo, es Ud. extraordinario, y en este sencillo acto le coloco en el Olimpo de mis favoritos: "plin". Lo de Noé, soberbio, pero lo demás no desmerece.

12:57 p. m.  
Blogger Eulalia ha dicho...

¿¿¿¿¿¿¿¿Magooooooooooooooo????????

6:19 p. m.  
Blogger Ligeia ha dicho...

Tengo un cuento para tí.
Un beso.

10:48 p. m.  
Blogger Marga F. Rosende ha dicho...

Interesante ese desciframiento de los acontecimientos desde el propio nombre.

12:04 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal