El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

martes, septiembre 19, 2006

Intimideces

Los dos. Tendidos sobre el sofá. Engullidos por una música distante. Mirándose aterrorizados

El, inmensamente callado lanza una pregunta que de tímida que nace, se pierde. Y ella , agotada, desganada, hueca responde “me voy a ir” y el comprende el para siempre y los dos lloran por última vez

En otro universo pero en el mismo instante, los dos tendidos sobre el mismo sofá…

El vuelve a preguntar pensando que lo hace por vez primera. Le extraña el eco. Y ella con los ojos mucho más abiertos y brillantes y enternecidos responde que no, que jamás, y en el camino a la perfección le abraza un rato sin fin. Sigue la música a lo suyo, arrullando y dios muere de nuevo sin que nadie se de cuenta.

Y en los dos universos, los después, que tan poco importan en los durantes, fueron salados y extraños, no se si felices. A ratos, imagino.

19 comentarios:

Blogger Maryna ha dicho...

En dos universos... la posibilidad de permanecer "X" tiempo más, y el desazón de la ausencia, la necesidad de Desaparecer... aquí o allá, pero marchar.
Pienso que toda historia tiene un final ¿bonito? ¿triste? Bonito no significa quedarse, junto a alguien, porque la escena resulta bonita mientras por dentro piensas en desaparecer... Triste tampoco significa levantarse y saber que es para siempre, que uno pide otra cosa... cuando realidad espera que le cojan de la mano y le digan "me voy contigo". Triste, entonces, el silencio de mirar cómo se va... respetando una decisión tormentosa sin saber que estábamos a prueba. Triste, también, abrazar un reloj que nos angustiará con su alarma porque estaba programado para eso, para hacernos Despertar.
Ahora pienso que debería haber callado menos y actuar más.

Buenas noches Sr. Mago,
un beso.

2:30 a. m.  
Blogger Alholva ha dicho...

A veces es mejor terminar y ser feliz a ratos que amargarse en compañía. Se darán cuenta muy pronto.

Un beso.

7:55 a. m.  
Blogger almena ha dicho...

mmm qué acertada tu frase "los después, que tan poco importan en los durantes".
Es así.
Sí.

Saludos cordiales!

1:44 p. m.  
Blogger Arare_ ha dicho...

Sería preferible morir en el momento culminante, para que no hubiera nunca un después...

2:51 p. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

Dos universos, dos que se parecen a veces a uno mismo...
dos que se abrazan, se despiden para quedarse juntos...
siempre es siempre...
los ratos suelen parecerse a siempre...
Hermosas letras Señor Mago...
como siempre...
besos infinitos...

6:36 p. m.  
Blogger Eulalia ha dicho...

Mago,
siempre me obligas a asomarme a un barranco hondo hondo que no quiero mirar, y luego me dejas al borde, para que vuelva yo sola o me tire.
Y me vuelvo para volver otro día.
Un beso.

7:13 p. m.  
Blogger Isthar ha dicho...

Supongo que lo importante nunca ha sido el final, después de todo muchas veces está por ellgar, es el durante, como bien dices, todo cuanto tiene sentido.

Como en todo, cada camino tendría a su vez momentos felices y amargos, como en todo...

Un abrazo enorme señor mago

9:00 p. m.  
Blogger sergisonic ha dicho...

Hoy me intimida, Sr. Zifnab: ¿tanto sabe de mi vida?
Abrazos sónicos

12:16 a. m.  
Anonymous Maria ha dicho...

Lo más importante es el "mientras" porque los después pueden ser bastante complicados. Y a saber lo que duran. Besos

9:23 a. m.  
Blogger kasandra ha dicho...

lo terrible de vivir lo mismo en dos universos distintos es que uno puede ser más real que el otro. Y que por tanto uno está condenado a no existir. Pero en sí, fuera de mi penosa experiencia, me ha encantado.

9:30 a. m.  
Blogger JeJo ha dicho...

Después ...
la luna en sangre y tu emoción,
y el anticipo del final
en un oscuro nubarrón .
Después ...
vendrá el olvido o no vendrá
y mentiré para reir
y mentiré para llorar .

( Tango )

- Tus palabras me recordaron esta letra .

Saludos .

1:24 a. m.  
Blogger Bohemia ha dicho...

universos para-lelos y para-lelas
:o)))))

Un besote experto jugador de las palbras...

2:03 p. m.  
Blogger C@rpe Diem ha dicho...

Seguramente felices a ratos sí..
Muy interesante tu blog, me gusta lo que estoy leyendo;;))
Te dejuno un saludo

5:20 p. m.  
Blogger GLAUKA ha dicho...

Precioso. PRecioso. PRecioso.
El final siempre es final pero el camino ...

10:42 p. m.  
Anonymous MJ ha dicho...

Vivimos en el engaño de que hay algo estable en la realidad, pero no cierto es que no hay nada. Hay que vivir bailando sobre la superficie, cambiando siempre al ritmo de las olas de las cosas.

La imagen del amor como algo definible y durable es un absurdo. Si las personas nunca somos las mismas, nuestros sentimientos tampoco lo son.

Y el amor romántico no existe, claro. Es sólo una fantasía cultural de consumo.

Pero hay otras cosas que sí existen, y que aceptan el cambio continuo sin romperse. Son estéticamente menos vistosas, pero increíblemente más sólidas.

Lo que pasa es que somos unos niñatos pendientes de una pose que nos haga interesantes, y damos más valor a un amor que no vale nada, que a otros sentimientos menos "bonitos" pero más fuertes.

Así nos va.

Saludos Zifnab. Aunque no lo parezca, te sigo leyendo ;-)

9:42 a. m.  
Blogger illa ha dicho...

Y aunque no lo parezca los dos han sido momentos preciados. Bueno, qué más da el universo.

12:33 p. m.  
Blogger Azena ha dicho...

qué triste que un universo se desgaje en dos...

1:24 p. m.  
Blogger Zebedeo ha dicho...

Mejor preocuparse del durante, el después es cosa del durante del futuro. Cuando estás en pleno acto no te importa el después, el después llegará después. ¿O quizás no llegue el después?
Ay, ay, ay, con tanto después me estoy encontrando indespuesto :)

5:54 p. m.  
Blogger TICTAC ha dicho...

jajajajajaja!! Me encanto'.....!
otra magia salida de tu sombrero..
;-)

Un abrazo

12:32 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal