El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

lunes, agosto 21, 2006

Duermevela

... y entro y penetro que no es lo mismo aunque lo parezca, en un día cualquiera, de verano o de invierno, (hace calor debe de ser verano) y un camarero me mira y en las mesas la vida se detiene o nunca se puso en marcha, qué se yo.

El tiempo trancurre sin que la inmovilidad le conmueva y nadie hace nada para evitarlo. El lamento de millones de agujas de pino invade el salón sin pedir permiso. La montaña se derrite. Todo esta quieto, susurrado...

En una de las mesas hay un hombre y una mujer y una mujer y un hombre. Solo hablan sus cigarros que dejan un rastro de humo que se eleva como un pensamiento y se esfuma como un pensamiento. Hace calor. Huele a cafe. En los sofas siete excursionistas duermen, respiran discretamente, apenas sueñan. Nada sucede. Gritar sería blasfemia o algo peor...

Por eso ella me susurra y me salva: si que suceden cosas. En esa mesa juguetea un bebe sobre los brazos de su padre. ¿No lo has visto?, me pregunta, ¿es sólo un deseo?, ¿es un sueño?. Y yo no respondo porque creo que estoy dormido, porque solo existo en la mirada de un camarero que tal vez duerma, a su vez. Al menos es una posibilidad. La de que no exista o incluso la de que nunca haya existido. Todo resulta demasiado extraño.

Me recuesto en el sofa más cercano a una chimenea que ni el invierno enciende. Atiendo al cansancio infinito y dejo que los párpados caigan. Ella está a mi lado y apoya su cabeza sobre mi vientre. Nunca sabré si su peso es certeza o sueño porque por si acaso no estoy dispuesto a abrir los ojos.

Son eternamente las cinco de la tarde en un bar de montaña en un día de verano, creo.

12 comentarios:

Blogger sergisonic ha dicho...

café y cigarrillos. yo tomo un donut en mi mesa, leo el periódico de ayer. o de hace dos meses, no sé.
vecinos de lynchtown, ¿nos conocemos?

2:25 p. m.  
Blogger rafico ha dicho...

Tu realidad o una fantasía?

Sin importar lo que haya sido, el haber sentido es sugerente.

Chao.

5:41 p. m.  
Blogger Sita B ha dicho...

jejeje esto puede tener muchas lecturas... en una primera me sumaría al letargo aletargado de aquel bar, mal sentada y comtemplativa con un batido eso sí... en otra lecturo hubiera cogido un vaso de agua y me lo habría tirado por encima...

:)

6:29 p. m.  
Anonymous Polilla ha dicho...

A veces ocurre sin saber bien cómo. A veces soñamos que vivimos. Y si de algo carecen los sueños, a diferencia de la vida, es precisamente de tiempo.

Me gusta. Me gusta mucho... ;)

7:46 p. m.  
Anonymous manel ha dicho...

A veces, para ver el paraíso hay que cerrar los ojos. Dormido o despierto.

7:47 p. m.  
Blogger Zebedeo ha dicho...

Sumido en un aletargamiento en el que no puedes o no quieres despertar, te sientes tan a gustito que cuando al fin despiertas ya han pasado 100 años pisas y tropiezas con la barba y te das cuenta que ya ha pasado la hora de las cañas y tapitas :)

9:10 a. m.  
Blogger Eulalia ha dicho...

Hay que estar muy atento para pillar la felicidad en el momento exacto: darte cuenta más tarde está bien, pero no es lo mismo.

9:37 a. m.  
Blogger Blanche ha dicho...

yo quiero. joder, que duro se me hace saber con quien compartir esos momentos y que no sea posible mas que veros pasar desde la barrera. Muy lindo

12:44 p. m.  
Blogger Bohemia ha dicho...

Buen binomio verano y montaña, me gusta, nunca he estado en la montaña pero me suena muy apetecible.

Besotesssss

5:53 p. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

son eternamente las cinco de la tarde....
y el humo del cigarro y el café... se consumen burlándose de las cinco de la tarde...
abrir los ojos....
y acariciar el recuerdo....
besos señor Mago..
besos muchos...

8:46 p. m.  
Blogger Arare_ ha dicho...

Tantas veces los sueños se parecen a los deseos... o era al revés?

10:01 p. m.  
Blogger Maryna ha dicho...

No viene al caso pero hace una semana, una amiga me habló sobre los viajes astrales, que puedes conectar, incluso, con personas y vivir situaciones junto a ellas...
A mí esas cosas me dan mucho respeto, no vaya a ser que no me despierte (soy exajerada, sí) pero sí que tengo sueños, con personas que conozco, que al despertar me quedo con la profunda sensación de haberlo vivido y sentido como en la realidad.

He sentido un vaivén, una ida y una vuelta constante, mientras te leía. Quizá la misma sensación de descontrol que nos lleva de la vigilia al sueño.

Gracias por tu hechizo, seguro que funciona, yo creo en la magia :)

Besos

1:04 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal