El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

lunes, julio 24, 2006

Trilogía del bicho. Episodio III: MEMORIAS DE AGRIPINA

Al despertar la mosca todavía estaba allí

Este cuento comenzaría de esta guisa si no fuera porque otro cuento también empezaba (y terminaba) de idéntica forma con un dinosaurio de diferencia, no sea que a su autor le de por demandarme. Pero mejor pensado y dada la condición de difunto de Monterroso y la escasa repersución de estas páginas, creo que es un buen principio.

Así que

Al despertar la mosca todavía estaba allí.

Posada en el dorso de mi mano a escasos centímetros de mi cabeza durmiente, velaba mi sueño. O así parecía pues al despertar inmovil, solo los ojos distintos, la mosca siguio quieta sin dar muestras de espanto ni emprender los alocados vuelos tan propios de su especie. Ni siquiera cuando me incorporé o trate de ahuyentarla con un manotazo al aire ella consintió en alejarse. No se como se llamaba realmente pero yo la bautice Agripina la dulce. Agripina por sus devaneos con el sexo (y la especie) contraria y la dulce porque en verdad no podría haberle llamado de otra manera

Agripina la dulce estaba enamorada no hay que ser muy perspicaz para comprenderlo. Por las noches batía las alas cerca de mis ojos para refrescarlos. Por las mañanas se quedaba fuera mientras me duchaba y cuando salía encontraba corazones dibujados en el vaho del espejo. Venía conmigo al trabajo y comía los trocitos de carne directamente de mi mano.

Sin embargo una noche se puso violenta con mi novia. Agripina la dulce era mosca celosa, al parecer y la presencia de una mujer en la misma mesa por la que ayer volaba como si fuera la dueña era más de lo que podía soportar. Las alas afiladas, insultante el zumbido, golpeo las adorables pupilas azules de mi chica. Ante su amenaza de "o ella o yo" no tuve mas remedio que coger de las alas a Agripina la dulce y lanzarla a la noche cerrando las ventanas tras de sí. Agripina la Dulce aún golpeó el cristal en dos ocasiones antes de no volver a aparecer por mi vida. Nunca más supe de ella.

A veces la recuerdo (recuerdos clandestinos que mi novia no imagina). Al fin y al cabo la pobre se había enamorado, quién soy yo para juzgarla. Quizás tuvo que soportar las burlas de sus vecina, quizás sabía una palabra que de haber pronunciado me hubiera obligado a abandonar todo. Cuando pienso en esto me consuela saber la dificultad que presentarían nuestras relaciones sexuales, pero siempre se me escapa algún suspiro. No todo es lujuria en este mundo

Que te vaya bonito Agripina la Dulce

11 comentarios:

Blogger Eulalia ha dicho...

¿La dulce? ¿La dulce? ¡Menuda pájara, o insecta, o bicha!
Porquel amooooo oo oo o or, que nada entiende ni de razas ni colores - decía una canción de mi niñez, que contaba la historia entre una pequinesa y otro perrito que salía en la segunda estrofa y por eso ya no me acuerdo - asume cualquier diferencia, pero esa mosca llevaba mucha intención, sabiendo que se iba a morir a los dos días, como la chica de Love Story, y te iba a dejar hecho puré.
Luego hicieron otra en la que quien se quedaba viva era la Julia Roberts, pero ya no era lo mismo...
Bueno, eso: que hiciste bien

4:39 p. m.  
Blogger Bito ha dicho...

La verdad es que se portó usted muy, muy duramente con ella. Seguro que podría haberse arreglado de una manera más suave. Yo que usted ahora me andaría con ojo, porque esta puede tener amigos insectos (como tarántulas o simplemente mosquitos cojoneros) que le arruinen la vida a usted o a su dama.

Vamos, que si yo fuera ella ni me lo pensaba mil veces. Un perdón es lo que la debe.

6:26 p. m.  
Blogger Bito ha dicho...

"Ni me lo pensaba mil veces" es evidente, vamos, que ni me lo pensaba a secas, quería decir.

6:26 p. m.  
Anonymous manel ha dicho...

el cuento, en tu línea. o sea, genial. el principio, me gustaba más el de monterroso. si la memoria no me falla, empieza cuando despertó, y no al despertar. o sea, tranquilo, no hay plagio

9:46 p. m.  
Blogger mamen somar ha dicho...

¿Te he comentado qué eres genial?

10:53 p. m.  
Blogger Alholva ha dicho...

Agripina sentía por ti un inmenso amor, por eso estaba dispuesta a ignorar las barreras. Y tú pensando en los placeres de la carne…

¡Qué poca sensibilidad! :p

9:35 a. m.  
Blogger Larha ha dicho...

¿Seguro que no le regalaste ninguna mirada de tercer sentido? :-P

No sé, no sé.

6:01 p. m.  
Blogger TICTAC ha dicho...

pobrecita...este final no me lo esperaba... :-(( ...con toda la lealtad que demostro', espero no se vengue y regrese con unas cuantas amigas avispas!! He oido que estas son muy femimistas...

9:49 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Greets to the webmaster of this wonderful site! Keep up the good work. Thanks.
»

6:15 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Greets to the webmaster of this wonderful site! Keep up the good work. Thanks.
»

9:31 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Where did you find it? Interesting read ford window motor jobs at atlantic southeast airlines How are computer use ful con ferr roof rack

3:17 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal