El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

lunes, noviembre 06, 2006

La chica de la barca, que no de la curva

Algunas tardes de otoño, cuando el día está nublado y el cielo no existe, la veo en medio del lago, subida encima de su barca y se que está muerta porque no le cabe la vida.

Siempre está leyendo
nunca mira otra cosa
sobre su barca sin remos
que sin embargo se mueve,
aunque el agua no lo note.

Y se que está muerta, porque cuando la luna se baña, ella no atiende y sigue en su libro, perpetuamente encerrada y eso, solo pueden hacerlo los muertos, algunos ciegos (los que menos ven) y los monstruos que salieron del armario a la antigua usanza.

Caen dos coletas sobre sus anticuados hombros, deslumbra su palidez sobre el agua inconmovible pero deben ser sus ojos de letras y nada más le importa.

No deja señales. No hay huellas ni reflejos que pueda mostraros. Igual que viene deja de estar y solo me entrega preguntas que no me atrevo a pronunciar en voz alta.

Lloran los ahogados su partida y celebran entusiastas su regreso con aullidos sordos que solo el tiempo descifra. Yo, no se que dicen.

Miro y disfruto y a veces me aburro porque no hay tele. Aunque si hay lago.
Y también hay luna. Y chica de la barca.

A veces ser mago es...
Y otras no.

10 comentarios:

Blogger cieloazzul ha dicho...

a veces ser mago es ......

oiga...

usted es como una de mis fantasias....

perdón...
tenía que decirlo o me quedo como la chica de la barca....:$

besos...

9:34 p. m.  
Blogger Mirtho Nectar ha dicho...

Magia es como cuentas lo que cuentas...

11:54 p. m.  
Blogger el mono azul ha dicho...

¿Esta muerta porque solo vive palabras escritas entre las páginas del libro? ¿estará soñando?

1:35 a. m.  
Blogger JeJo ha dicho...

- No sé por que me has recordado con tu historia a Pigmalión y a su Galatea ...

2:33 a. m.  
Blogger Eulalia ha dicho...

Me gusta venir de noche a leer las historias que salen de tu torre (que alguna puerta debe tener, por cuanto que nos llegan).
Aunque debo decirte que la muchacha no está muerta, solo que tú la ves siempre en el mismo instante.
Un beso.

7:39 a. m.  
Blogger Arare_ ha dicho...

Apuntando a lo que dice Eulalia (porque ya me ha pillado la idea) te diré que la muchacha que parece muerta debe de ser como aquellos juguetes de los cuentos, que cuando los niños duermen, viven su vida y cuando los niños despiertan, vuelven otra vez a sus estantes, cansados de las peripecias de sus noches...

Mago, no es verdad que alguna vez no seas. Siempre eres, afortunadamente para los mortales que te leemos.

1:08 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

No está muerta, sino absorbida por la lectura; y vive intensamente, pero en otra parte.

8:52 p. m.  
Blogger Larha ha dicho...

Pero esas veces... ¿con magia, no?. Tanto que merecen la pena.

:)

11:13 p. m.  
Blogger TICTAC ha dicho...

En los dias de otoño cuando el horizonte entre cielo y tierra se borra y uno se funde con el otro, surgen del lago fantasmas que solo los magos pueden ver para volverlos historias...

;-)

10:18 p. m.  
Blogger Isthar ha dicho...

Eres pura magia :´)

1:03 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal