El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

martes, mayo 01, 2007

Hasta luego

Siempre es necesario pegarse un viaje de cuando en cuando. Da igual que sea interior o exterior (bueno, no da igual, pero no es cosa de ponerse profundos) el caso es llegar hasta algún sitio. Zifnab ha emprendido uno de esos viajes, aunque no me ha precisado de que clase de viaje estamos hablando. Aqui se quedan las torres y las lunas y los fantasmas y los trastos viejos y el olor a moho y los amaneceres la hostia de cromáticos. En esta estancia se acumularán los libros, y el polvo. También me ha pedido que os diga muchas veces que regresará, así que yo os lo digo, regresará, regresará, regresará y regresará. Por San Fermín o con Santiago a más tardar, pero el caso es que el no puede marcharse por que no sabe como hacerlo. El necesita contar historias para evitar que se mueran (y por que aquí entre nosotros es un poco presumido y le gusta que le miren y le digan piropos o que le miren y le insulten, pero que le miren un poco y saber que existe). Me ha pedido que os diga que os cuideis lo más que podáis entre tanto. Que durmáis sin pausa. Que comáis bien y en buena compañía. Y que si la buena compañía no aparece penseis que no hay mejor compañía que uno mismo, que hay que amar la propia sombra por encima de todas las cosas, sea en la versión espiritual o en la más prosaica del onanismo. Bebed vino o agua o un par de cubatas o tres. Fumaros un peta a su salud o un cigarro o nada si sois cuerpos libre de humos. Follad lo justo con la persona exacta, la que os haga estremecer de amor o de deseo o si sois ambiciosos, de las dos cosas. Cometed un par de asesinatos me ha sugerido, envalentonado en su papel de sabio pelotas. Y si podéis y os acordáis, escribid, porque es la única manera de burlar al tiempo y hacer como si no hubiera pasado. Cuando llegue el lo leerá y os dará las gracias. Al parecer le jode un montón no merodear por vuestros jardines por un tiempo, pero me ha jurado que no le queda más remedio. "Nada grave, nada grave" me ha susurrado con esa sonrisita de superioridad que no soporto.

Dentro de un rato será mañana y Zifnab regresará sin que haya transcurrido más allá de un parpedeo. Aquí se queda la luna para darse un baño y el olor a tierra mojada y el Infierno y el Oeste. Y me pide que os pida que también alguno de vosotros. Por si acaso os deja las llaves. No es que haya nada en la despensa pero igual un día quereis dormir calentitos u os apetece ejercer de voyeur con Selena pegándose unos baños y esas cosas. En cuanto a la posibilidad de que utiliceis la torre de picadero Zifnab no me ha puesto ninguna objeción, siempre que cambieis las sábanas y no dejéis que la compañía husmee entre sus libros prohibidos (los que están puestos en la estantería que pone "Libros proibidos"). Ya se sabe que los magos son muy puntillosos con sus cosas.

Os deja una historia que otro contó. Quizás sea una pista del lugar al que ha ido. Jodidos magos con sus secretos.

En la puerta ha dejado escrito algo así como "Sed felices". Me ha dicho que quien venga lo entenderá.

Quede dicho


23 comentarios:

Blogger Lince ha dicho...

es la primera vez que puedo reprocharte algo en este impecable blog...
lo siento, pero detesto las despedidas.

:(:(:(:(:(

si no digo "no te vayas" no sería yo. así que:
NO TE VAAAAYAAAAAS

:'(

8:10 a. m.  
Blogger A. di Zacco ha dicho...

Que este viaje te sea fructífero y fecundo, tanto da si es interior como exterior, los unos suelen ser un reflejo de los otros.
Por aquí andaremos Dios mediante. Y si no seguramente también.
Suerte.

10:13 a. m.  
Anonymous manel ha dicho...

Dicen que hay agua en Marte, pero para mí que siempre será menos que la que contiene el lago de la luna. Y no creo que vaya a secarse. Vaya temporadita. Arare, tú.

11:33 p. m.  
Blogger Eulalia ha dicho...

Cuando toca viajar, toca viajar.
Y, si quieres, te invito a un café para charlar, o para lo que quieras. Con o sin Selena.
Me dices a dónde tengo que ir, y voy.
Un beso.

12:33 p. m.  
Blogger Zebedeo ha dicho...

Vayas a donde vayas, el viaje merecerá la pena. De todos los viajes se aprende, hasta de uno a los abismos del alcohol. Hasta aprendes si un día te meten un viaje dejándote ver las estrellas sin traje de astronauta.
No te preocupes te guardaré el sitio calentito sin llegar a quemártelo.

Buen viaje.

Para despedirse lo mejor unos cubatitas ¿hace?

Salud :)

4:40 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

MAI

Buen Viaje :)
yo misma estoy regresando de uno :) y ha sido estupendo :P

12:52 a. m.  
Blogger la pequeña tortuga ha dicho...

Ay pero no!!!! NO TE VAYAS YA!!

Ahora que acababa yo de llegar...

5:17 p. m.  
Anonymous María ha dicho...

Los viajes son buenos o lo parecen por lo menos. Espero que aprendas muchas cosas nuevas y que nos las cuentes a la vuelta.

Te deseo lo mejor. Y tú también sé feliz. Ya sabes donde estamos, aunque a veces, tardemos en aparecer.

Con mucho cariño. Besos

6:12 p. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

anda Mago!!!
y tienes pelotas pa mandarnoslo a decir por que sabías que si venias tu a decirlo no te dejaríamos ir!!!
ja!
eso si que no te lo perdonaré... aunque si acepto quedarme con las llaves de tu torre, no me vendría mñas hacer un viaje a tu lago, pelearme con la luna hasta sacarle todos los secretos que me guarde y después, bueno.... mirar tu biblioteca, sin tocar... menos los libros prohibidos...:D
Te extrañaré, pero tambi´´e te esperaré:)
mil besos Mago...
se feliz:)

1:06 a. m.  
Blogger sergisonic ha dicho...

feliz viaje, estaremos esperando aquí, aunque seguro que en alguna dimesión cercana, quizás sin saberlo, nos crucemos.
un especial abrazo,
sónico

sergi

10:12 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Cuídate. Mis mejores deseos para el viaje.

Abrazos, Sr. Zifnab.

2:08 a. m.  
Blogger poemasperdidos ha dicho...

Mago! regreso tras una larga vuelta y resulta que ahora tú te has ido por ahi.
:D Bien, aprovechando que has dejado las llaves, pondré té negro y un par de bocattas en la nevera, para que no falte nada mientras leo tus... tus suplementos dominicales, claro, no pensarías que caería en la tentación de tus libros prohibidos :O
Besos al mago y al chico de los recados.

Gab

4:31 p. m.  
Blogger Trenzas ha dicho...

¿Rumbo a lo desconocido o regreso a los orígenes?
Vas a envolverte en tu capa y a descansar; lo entiendo. No digo que no me fastidie un montón, sobre todo porque no he tenido tiempo de venir a visitarte y bien que lo lamento :(
Ahora bien: un mago no es un mago si no reaparece, así que por ese lado, estoy tranquila. Y aprovecharé para leer tus cuentos con toda la calma que merecen, porque, si bien es cierto que no sé nada de magos sartanes, sí sé que siempre, pero siempre, vale la pena venir a tu torre y abrir tus libros.
Sé feliz. Y haznos felices a todos regresando cargado de letras.
Un abrazo enorme, querido mago

7:23 p. m.  
Anonymous Polilla ha dicho...

Se van los magos cuando empiezan a llegar las polillas...

A veces es necesario irse para poder regresar.

Visitaré la torre en tu ausencia para regarte las plantas y limpiar un poco el polvo. Y puede que alguna noche también, cuando los fantasmas no me dejen conciliar el sueño, me arrope con alguna de tus viejas capas y le regale a la Luna un puñado de recuerdos.

Sé feliz.
Un beso.

9:19 p. m.  
Blogger cielo ha dicho...

Mago... que sepas que anduve por aquí.....
pero no he tocado nada!!!!
ajá:)
Mil besos...
se te extraña todo...

4:15 a. m.  
Anonymous MDM ha dicho...

Hay silencio, pero no es incómodo.
A veces se impone una ausencia, simplemente porque si, sin ningún motivo especial.
No se si regresarás, es posible que ni tu mismo sepas si los caminos te traerán aqui de nuevo, en cualquier caso te dejo mis mejores deseos:
Se Feliz.
Besos

11:58 a. m.  
Anonymous manel ha dicho...

Seguimos viniendo. Tú sigue viviendo.

11:21 p. m.  
Blogger JeJo ha dicho...

Productivo descanso le deseo, Sr. Mago, fume su pipa en paz ... lo esperaremos.

9:02 p. m.  
Blogger Blanche ha dicho...

He visto la torre desde abajo. Otro dia di un paso haciala puerta, y poco a poco ire subiendo hasta llegar a la cima Ese dia, espero que sea el que vuelvas. Entre tanto solo observaré por la cerradura.

12:32 p. m.  
Blogger StraVaGanzZa ha dicho...

Hola, llevo mucho tiempo leyéndote, pero nunca te he firmado. Hoy me creé mi cuenta de blog y me atreví. No sé si te pasarás por mi blog (aunque por ahora sólo tiene una entrada) yo seguiré pasandome por aquí, me encanta el centro del lago de la luna.
Pd: Me sorprendió ver entre tus libros favoritos Seda. Me encantó y también es de mis favoritos.

Un beso. Sé feliz.

12:22 a. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

Mago....
Vine a pasearme por tus terrenos, me he confesado con la Luna...
sólo para que me guarde secretos que después tu, podrás contar...
:)
Mil besos..
se te extraña todo...

8:18 p. m.  
Blogger la pequeña tortuga ha dicho...

Pero ¿de verdad que no vas a volver más?

3:20 p. m.  
Anonymous Polilla ha dicho...

¿Sabes? Hoy subí a lo alto de tu torre y me quedé un buen rato con la mirada perdida en el horizonte.

Pero no... Hoy tampoco te vi volver.

Espero que, aunque lejos, sigas estando bien.

Besos.

10:14 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal