El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

martes, septiembre 13, 2005

Memoria de mis putas tiernas

Película: Princesas

Calificación: ****

Si sigues leyendo es porque no sigues mis propios consejos. Si es así felicidades, las cosas, tiene pinta de que os irán bien.

Uno tiene sus debilidades. Fernando Leon de Aranoa es una de ellas. Supongo que es por aquello de que me he visto todas sus películas, porque se trata de un director que habla conmigo desde mis mismos sitios (lejanos pero míos)y desde parecidos años. Vi Familia y me encantó. Vi Barrio, vi los Lunes al Sol, todas ellas con la mirada llena de pantalla. Esta, en cambio, fui a verla con la mosca detrás de la oreja. Por una vez la crítica no era unánime. Me equivoqué de mosca. Olvidaba que el chico es una de mis debilidades.

La cosa va la vida de dos prostitutas tiernas. Siempre me ha resultado simpática la figura de las prostitutas (tal es mi frivolidad) por la simple razón de que al parecer, todos las detestan. Los de derechas por indecentes, los de izquierdas por reaccionarias, los machistas por golfas (mientras se las follan, eso si), las feministas por traidoras y sucias, la iglesia por hijas de Satanás (ay la Magdalena, si levantara la cabeza) y la sociedad entera por marginadas. No es dificil encontrar coches de tíos que van a reirse un rato a la Casa de Campo (y en ocasiones, a otros menesteres) ni adolescentes pajilleros riéndose de ellas por teléfono. No cuesta mucho comprobar las censoras miradas de aquellas mujeres que ven en las putas las zorras que les roban a sus maridos (y sus maridos mientras tanto, silbando). No me extraña que se sientan tan mal consigo mismas. Poca gente acaba siendo puta por gusto e incluso estas, deberían convencerse a si mismas de que solo están alquilando su cuerpo, mientras que aquellos que vendieron su alma hace mucho tiempo, gozan del prestigio social que implica tanto dinero (el kilo de almas, a pesar de su caida en los últimos tiempos por exceso de oferta, sigue estando por las nubes) y no saben de remordimientos y otras minucias.

Yo no se si lo de la ternura de las putas es cosa de todos los días o fruto de la perturbada mente de un idealista. Imagino que habrá de todo como en botica, pero el caso es que la película, que habla de dos señoras de la mala vida, de dos frescas, de dos golfas, que por encima de sinónimos baratos son esenciálmente amigas, te hace creible y verdadera la ternura de dos chicas terriblemente solas salvo porque se tienen a ellas. En eso es en lo único en lo que es preferible ser puta a ser ministro o presidente de una entidad bancaria. Una película que te convenza de los buenos propósitos de un político (que los habrá, escondidos, pero los habrá) tiene que ser fantástica y de ciencia ficción (cada cual que interprete fantástica como le venga en gana). Algo bueno que tenían que tener las pobres, puesto, que no lo dude nadie, para que este mundo se enderece, habrá de ser la ternura y la compasión sus fuerzas motoras, por muy chorra que pueda sonar, que lo suena. Y es de ternura, de risas y de miserias de lo que mejor sabe hablar Fernando Leon (del Atleti tenía que ser) y es por eso por lo que te convence. De que el mundo es una mierda, ya nos dimos cuenta hace tiempo y que la única forma de combatirlo es descojonandose lo más posible, pues nos lo enseña él.

Y eso que el principio de la película no me gustó demasiado y que me pareció un poco cursi. Me equivoqué otra vez. No tardas demasiado en adentrarte hasta el fondo, hasta que no te queda más remedio que olvidarte de adjetivos y de comentarios, por qué ¿como coño se puede hacer un análisis racional de nada cuando tienes unas tremendas ganas de llorar? y ¿como coño vas a llorar cuando, ellas (que ya son amigas tuyas, que ya las quieres como querías a Santa o a los chicos de Barrio o al pobre infeliz que contrata a la Familia, es decir, que las quieres como si fueran tuyas y formaran parte de tu vida), no lloran aunque tienen los ojos cargados de razones?. Entonces te da por no llorar, por solidaridad con ellas, porque ellas tienen derecho a llorar antes y tu eres un privilegiado que no tiene argumentos para anticiparse. Porque ellas están solas y la vida les jode además de follarlas.

No creo que la película pretenda ser un análisis social acerca de la prostitución. Una de las críticas sobre la película que he leido por ahí es que no explica por qué el personaje de Candela Peña es prostituta. No creo que sea necesario. Esas respuestas les corresponden a otros. Para mi la película es un retrato de la soledad y de la solidaridad, que por muy parecido que suenen, significan cosas bien distintas salvo en contadas excepciones como esta. Podrían dedicarse a cualquier otra cosa y el resultado sería igual de creible, igual de amargo.

La película deberían ponerla en todos los colegios. Además de porque los bienpensantes se escandalizarían (y eso siempre es divertido) porque la película te enseña a que todas las mujeres, de primeras, merecen ser tratadas como princesas por muy putas que sean (y todos los hombres como príncipes, que conste) y que bastante arrastrada es la vida por si misma en algunos casos, como para enterrarla más con los prejuicios morales de cada cual, que además, tristemente, siempre empiezan en ellas y pocas veces en ellos.

Muy chula.

Llenámelo de leche y se feliz.

15 comentarios:

Blogger Misscronic ha dicho...

Luego no te quejes.
He parado de leer. Eso si queda apuntada para verla... ya veré cuando, das de problen

5:53 p. m.  
Blogger Isthar ha dicho...

Voy a leer tu opinión después de verla, esta película quiero que me llegue sin esperar nada :)

8:42 p. m.  
Blogger Lula Towanda ha dicho...

Pues para no gustarte la crítica de cine, te has explayado :-)

A mi me encanta Fernando Leon. Sabe transmitir muy bien los sentimientos. No sabía que es del Atletí, le pega.

12:11 a. m.  
Blogger SUPERCLUCHY ha dicho...

tengo muchas ganas de verla... a ver si este finde voy y luego te cuento lo que me parecio ;)

Muchos besos desde mi playita

11:33 a. m.  
Blogger Ligeia ha dicho...

¿Te has dado cuenta del poder de masas que tienes? Según iba leyendo la sinopsis crecía en mi el deseo de ver la pelicula...

Gracias por la recomendación.

P.D.: Me has descubierto la única faceta de Fernando León que desconocía y lo hace un personaje real (no podía ser tan perfecto)¡¡es del Atleti!! jijiji ^-^

1:08 p. m.  
Anonymous María ha dicho...

Pues yo he seguido leyendo. Tenía previsto ir a ver la película en fin de semana pasado, pero al final, no fuí. Y, ahora, después de leerte ya no me la pierdo. En cuanto tengo un rato, me largo a verla. Gracias, me has animado más de lo que estaba. Besos.

2:45 p. m.  
Blogger illa ha dicho...

Tengo muuuchas ganas de verla!!

12:17 a. m.  
Blogger DobleZero ha dicho...

A mi me tocará esperar un poco, pero esperaré ansionsa ;-)

12:12 p. m.  
Anonymous vonsalome ha dicho...

Un placer leerte como siempre, Zifnab... A ver si puedo ir a verla, tal como la pones, merece la pena.

Saludos!!
María

2:32 p. m.  
Blogger poemasperdidos ha dicho...

Mago, aquí no llega ni llegará la peli, pero he disfrutado mucho tus opiniones sobre las protagonistas. Coincido con que es peor vender el alma que el cuerpo.

Gab

3:04 a. m.  
Anonymous Luces-D-Bohemia ha dicho...

No quise leer tu crítica cuando la publicaste porque quería ver la peli sin opiniones previas.

Acabo de llegar del cine y aún tengo el corazón cargado de emoción y confusiones.

Lo de menos es que las protagonistas sean prostitutas. He llorado como una mocosa cada vez que Caye hacía una de sus reflexiones, su "filosofía de barrio", porque cada una de sus palabras describía lo que siento o he sentido alguna vez en mi vida.

"A veces siento nostalgia por cosas que no han pasado todavía".

Besos.

11:12 p. m.  
Blogger Un hombre sencillo ha dicho...

No me extraña que se sientan tan mal consigo mismas. Poca gente acaba siendo puta por gusto e incluso estas, deberían convencerse a si mismas de que solo están alquilando su cuerpo,

Querido Mago, hasta este punto no he querido seguir leyendo. Siento decirte que discrepo.

Tienes que haber trabajado con putas, o tener familia, para conocer que no sólo existen las de la casa de campo. ¿Crees que se sienten mal todas consigo mismas? ¿hablas de las protagonistas de la película, no?

Alucinarías si te contara... te recomiendo hacer trabajo "de campo", (no me refiero a que te las folles).

Yo, por ejemplo, nunca olvidaré cuando a mis 17 años, "la Pepa" me contó el cuento de la Cenicienta Putiputi... ay.

Hablando de películas: ¿Sabes que si algún día te enfrentas a una multitud de karatekas expertos, no tendrás problema ya que te atacarán siempre de uno en uno únicamente cuando hayas knoqueado al anterior?

¿y que el mejor sitio para esconderse es el aire acondicionado, que también te permite ir a cualquier punto del edificio sólo reptando?

:-P

Con cariño!

12:55 p. m.  
Blogger Beca ha dicho...

antes de entrar al cine, lei una entrevista de fernando león en la que le preguntaban porqué había sido tan parco en las escenas de sexo en "princesas", y su respuesta me indico que a partir de ese momento iba a ver algo muy bueno: "creo que ya todo el mundo sabe a que se dedican las prostitutas, si hiciera una pelicula sobre panaderias no sacaria al protagonista haciendo panes todo el tiempo"

como me alegra sentirme identificada contigo. incluso me has enamorado un poco
pd.¿tu vendrías a buscarme a la salida del trabajo? ;)

5:30 p. m.  
Blogger Zifnab ha dicho...

Prometido.... o en la cafetería del esquinazo si llueve

11:13 p. m.  
Blogger Eulalia ha dicho...

Lo mío era una explosión de rabia, mago. Lo tuyo, además de, es Literatura.
No he visto la peli, que quede claro.
Un beso.

1:04 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal