El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

miércoles, agosto 17, 2005

Me tienes contento...

Bertrand Rusell en "La conquista de la felicidad" afirma que uno de los principales motivos de la infelicidad del ser humano es la eterna contradicción entre el ser y el deber ser. El ser humano es un animal social y no hay nada más humano que buscar la aceptación de sus semejantes. El único problema es que nos olvidamos de dar el primer paso, aceptarnos a nosotros mismos. Aceptarse significa compartir las virtudes y sobrevivir a los defectos. Ser portador de defectos no es un problema en si mismo dado que solo conocemos Uno que teoricamente no los usa (y considerando que hizo a los seres humanos a su imagen y semejanza esto es, cuanto menos, discutible) por lo tanto los defectos nos describen tanto o más que las virtudes que nos adornan. Solo debemos deshacernos de aquellos que son realmente dañinos para con los que queremos o para con nosotros mismos. El resto bastaría con sosegarlos cuando proceda, puesto que forman parte de lo que realmente significamos.

Así por ejemplo, ser tímido no es malo en si mismo, no hay mal alguno en mostrarse reservado con personas con las que no tenemos la suficiente confianza, siempre y cuando no afecte al resto de nuestras relaciones. Pero muchos tímidos gustarían de ser extrovertidos, fundamentalmente porque consideran que la sociedad que les mira los toma por sujetos aburridos carentes de interés, sin chica ni limoná y les gustaría ser extrovertidos y graciosos, sin percatarse que muchos de los que se tienen por tales, temen pasar por payasos ante el escrutinio que llevan a cabo los ojos de esa misma gente. Así que siendo tímido y siendo abierto se sufre de todas formas, aun siendo antagónicas las causas que lo ocasionan y diferentes las intensidades con que se sufre, y todo ello porque, siendo cierto que la sociedad te juzga de forma implacable, no hay valoración más demoledora que la que nosotros mismos nos dedicamos. Nadie quiere ser solo una cosa. Ningún actor quiere encasillarse en un sólo papel. No basta con ser estupendo, también es importante ser inoportuno, creativo, monótono, audaz, calvo, musculoso, rubio, cojo, mariposa, bombero, de Vallecas y friolero. Que los ojos y las lenguas del común de los mortales están llenos de porquería no se le escapa a nadie, que muchos pensamos mal de cualquiera por el mero hecho de que exista está a la orden del día, pero que esas miradas y lenguas viperinas harán mucho menos daño siempre y cuando no hagamos caso del demonio que todos llevamos dentro y que nos sugiere con su crónica halitosis "eres un mierda", "no vales nada", "no eres nadie" es de sentido común.

Ser absolutamente feliz es imposible (o por lo menos muy aburrido). Ser feliz una razonable parte de nuestras vidas es la hostia de complicado, pero tiene huevos que seamos precisamente nosotros mismos, los que más pegas pongamos. Nadie puede decir que es fácil, pero el día en que sabemos como somos, el día en que conseguimos dejar de hacernos daño a nosotros y a quienes nos acompañan, es más fácil reirse. Te ries de ti, te ries del mundo. Eres feliz, con achaques de tristeza y aquellos que te desprecian, importan muy poco.

Sed felices :-D

19 comentarios:

Anonymous María ha dicho...

Totalmente de acuerdo. Cuando uno empieza a aceptarse como es, se reconoce con sus virtudes y sus defectos, y deja de compadecerse y hacerse daño, se siente más feliz. Y esa felicidad se traslada.

9:33 a. m.  
Blogger poemasperdidos ha dicho...

Mago!
Estoy impresionada! Hace unos segundos discutía sobre lo mismo con un amigo en el msn! (también se hablaba de telepatía y esas barbaridades de las coincidencias inexplicables y positivas). Has dicho casi lo mismo que yo expuse! Bueno, en resumen: Hay que ser nosotros, como más nos gustamos, que ya de por sí cuesta un poco relacionarse, no? Pues por lo menos perdemos menos tiempo entrando de una vez con todo y puerta, es decir tal cual y somos.
El mundo necesita de menos máscaras y más gente contenta consigo misma.

Te mando un fuerte abrazo,
Gab

5:17 p. m.  
Blogger Isthar ha dicho...

Te leo atentamente, por un momento he pensado: "se está refiriendo a ti, mentecata" :P

Sí, soy una de esas personas que tienen en su cabeza a su peor enemigo, a mi mayor y más severo crítico. Mi madre siempre me dice que nunca juzgo a la gente, pero que soy implacable conmigo misma. Cada vez menos, pero cuesta deseducarme.

De niña te enseñan que hay que hacer las cosas bien, que no puedes fallar, que has de hacer esto, y lo otro y lo de más allá... y si no lo consigues ¿entonces qué? El silencio es demoledor...

Cuando ese silencio se puebla de voces confusas comienza la guerra interior, y son muchos años de lucha. Después, es cuando te das cuenta que se alimentan de tus puntos flacos sólo porque tu les dejas, que el poder nunca dejó de estar en ti.

Pero lo dificil es ¿cómo creer en uno mismo? ¿Como restablecer una autoestima que nunca se ha tenido? ¿Cómo se aprende lo que nunca te enseñaron?

Y en ese camino estoy, buscando ese reírme de mí, de todo, del mundo, y sobre todo, en esa búsqueda de bienestar que me permita ser feliz con mis pequeños momentos de tristeza :)

6:39 p. m.  
Anonymous Ligeia ha dicho...

Somos nuestro peor enemigo prque andie nos conoce tan bien como nosotros mismos...

6:58 p. m.  
Blogger Alholva ha dicho...

Yo intento mirarme en los ojos de la gente, eso me ayuda.

Creo que es distinto como somos, como creemos ser y como nos ven los demás. Somos un conjunto.

Generalmente soy demasiado dura conmigo, por eso intento fijarme en la idea que los demás tienen de mí. Suelen ser más indulgentes. Eso me ayuda a encontrar lo que puedo tener de positivo y a darme cuenta de que puede que mis defectos no sean tan graves. Aspirar a la perfección es muy cansado y muy frustrante. Ya no lo intento. Me conformo con no hacer daño, ni dañarme. Lo demás, bueno o malo, forma parte de mí. Y al que no le guste que no mire…

8:07 p. m.  
Blogger Misscronic ha dicho...

Je,je. Me he enfrentado a esto habiendo pensado unos segundos antes en el ser y en el deber ser...
Me perdí el capítulo del Barrio Sésamo... debe de ser eso

9:48 p. m.  
Blogger Lula Towanda ha dicho...

Nunca me ha importado el que dirán y socialmente soy un poco autista. Pienso que la mayor felicidad la da la libertad y eso está un poco reñido con el "querer aparentar lo que no se es". Seamos como somos y siempre habrá alguien al que le hagamos gracia de esta manera. ¡Máscaras fuera!

2:19 a. m.  
Blogger Buttercup ha dicho...

Un artículo memorable. Has conseguido que me pare a meditar cada una de tus frases.

2:03 p. m.  
Blogger Bito ha dicho...

Algo asi he intentado decir yo en un post hoy, pero una vez he leido el tuyo me he dado cuenta de que asi es como se tendria que haber escrito, que las palabras de mi boca las has narrado tu como ellas querian decirse.

En fin, imposible, imposible, estar mas de acuerdo contigo.

2:16 p. m.  
Blogger poemasperdidos ha dicho...

Pero es que esta "conversación" la he sostenido tanto últimamente que me impresionan las semejanzas en ambos lados del océano.
Una de las mejores frases que brotaron: Es que en vez de educar, nos domestican.
Pues a volverse de nuevo silvestres! (asimilar el Yo, el Ego y la Sombra de Jung).
Es esperanzador ver que al menos una parte de la humanidad esté reencontrando el camino.
Me alegro de conocerlos.

Un abrazo,
Gab

7:33 p. m.  
Blogger Zifnab ha dicho...

De primeras, muchos saludos para los que se pasan por aquí por vez primera.

De segundas, me alegro que os haya interesado.A Maria decirle que es cierto que es muy importante ser y transmitir (por lo menos tal y como yo lo veo. A Gab que los oceanos no separan tanto (al menos en estos tiempos) y que somos como somos y que le vamos a hacer más que aprender a convivirnos. A Isthar, que no hay una respuesta sencilla. Basta con analizarte friamene y saber que tus defectos son ampliamente compensados por las virtudes, lo que hace más soportables los deslices. A Alholva, que cualquier truco vale y que es muy dificil alcanzar a saber cual es que nos vale a nosotros. A Miss que toda sabiduria existenciakl se halla entre BArrio Sésamo y la Bola de Cristal. A Lula que el autismo es otra de esas soluciones más que dignas que podemos utilizar (total, pa lo que hay que ver). A Buttercup (bonito nombre), que gracias y que de eso se trataba y a Bito, que dominas las palabras y pensamientos de forma envidiable, por lo que es un honor viniendo de quien viene.

De terceras y más importante respuesta a Ligeia. De buen rollo, pero discrepo contigo. No se trata de que seamos duros con nosotros mismos porque nos conocemos. Cuando un juez tiene que juzgar a un familiar tiene que inhibirse porque no os objetivo, por lo que por un argumento muy parecido, no podemos juzgarnos a nosotros mismos porque la subjetividad se halla en nosotros mismos precisamente. Además ¿qué es eso tan malo que tenemos, qué somos mezquinos, intransigentes, rácanos y bordes en ocasiones?. La pregunta es, y quien no?. No somos perfectos, es más, sería un coñazo que lo fuésemos. La historia es suavizar cualquiera de esas cosas que nos hacen sentir mal con nostros mismos y algunas de las que hacen sentir mal a los que queremos. Y punto pelota. El resto del mundo que nos olvide y si no ya haremos nosotros por olvidarles Dicho todo esto, ya se que es muy dificil y siento el tono de Consultorio Sentimental que le he puesto al tema, pero es algo que
dice el tal Rusell y que creo que es muy importante hacer próposito de enmienda para lograrlo.

11:25 p. m.  
Anonymous Luces-D-Bohemia ha dicho...

"... para ser fuertes hay que amarse a uno mismo; para amarse a uno mismo hay que conocerse a fondo, saberlo todo acerca de uno, incluso las cosas más ocultas, las que resulta más difícil aceptar".

Cuando leí, hace ya unos años, estas palabras en "Donde el Corazón Te lleve", empecé a darme cuenta de mi problema: no tenía ni idea de cómo era yo misma.

Ahora ya sé, al menos, que soy fuerte.

Besos

1:12 a. m.  
Anonymous Sun_Tsu ha dicho...

Un post tan bueno que no me atrevo a decir nada en absoluto. Deberías dedicarte a escribir más de esta forma, más intimista e interna...

P.D.
Me ha gustado mucho este post

Un saludo.

Ôô-~

1:35 a. m.  
Anonymous ladesordenada ha dicho...

Suscribo todo lo leído, Zif, parecería que me leías el pensamiento. Ayer le escribía a un amigo en un correo que "nadie es totalmente feliz, y si alguien pudiera serlo se aburriría como una ostra".
Me ha encantado es post.
Un beso.

12:51 a. m.  
Anonymous Buit d'Estels ha dicho...

Me encantas. (Por si sirve de algo mi juicio...)

Gracias Zib. Es todo lo que necesitaba oír en un día de lluvia como éste.

De camino a por el periódico pararé a comprar el libro. Creo que merece un lugar en mi estantería y en mi memoria. A ver si así conseguimos hacer algo con esta cabezota tan dura que sólo sabe ponerse límites a sí misma.

Un besote.

9:54 a. m.  
Blogger SUPERCLUCHY ha dicho...

La vida es complicada por sí misma, pero somos masoquistas, y no podemos dejar de ponernos barreras y hacerla aún más complicada. No lo entiendo... :S

11:48 a. m.  
Anonymous Aniku ha dicho...

:)

11:35 a. m.  
Blogger Larha ha dicho...

Este.. este, especialmente este :-)
es de los que te dan fuerte.

Besos.

3:24 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

la verdad que me sorprendieron sus palabras soy exactamente como des cribieron al sujeto que lucha contra el demonio interior al que no puede ganarle , por mas cabezas que le corte siempre resurge otra.

3:36 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal