El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

viernes, agosto 26, 2005

Para que no me olvides

Ya no estás más a mi lado corazón,
en el alma sólo tengo soledad
y si ya no puedo verte
porque Dios me hizo quererte
para hacerme sufrir más.
Siempre fuiste la razón de mi existir,
adorarte para mi fue religón
y en tus labios se encontraba
el amor que me brindaba
el calor de tu pasión.
Es la historia de un amor,
como no hay otro igual,
que me hizo comprender
todo el bien, todo el mal
que le dio luz a mi vida
apagándola después
ay que noche tan oscura
sin tu amor no viviré.
Cantado por Ana Gabriel


No me gustan demasiado las críticas cinematográficas. No es que no les haga caso, se lo hago, pero me limito a mirar las estrellas que les adjudican sin parar a leerme las engorrosas parrafadas que les dedican los señores críticos, que, como si fueran forenses, diseccionan el cuerpo como si no estuviese presente. Una obra de arte es, ante todo, emoción y su objeto es transmitirla. Lo consigue o no lo consigue, lo demás son monsergas. Habrá críticos que hagan esto, hablar de emociones, pero yo les mido a todos por el mismo rasero, y aunque sea injusto, ignoro su trabajo. Me dejo llevar por las estrellitas y por las intuiciones y me va bien (con importantes excepciónes. "La llave del mal" es una excepción honrosísima, por cierto)

El otro día me pillé "Para que no me olvides". Si yo fuese un crítico tendría bigote, fumaría constantemente y dedicaria de vez en cuando, torvas miradas de lujuria a las mozas de buen ver. Si yo fuera crítico diría: "Pelicula desigual con dos partes bien diferenciadas. La primera de ellas presagia una soporífera velada al son de una historia mil veces repetida en la historia del cine español, llena de situaciones y lenguajes muy alejados de la credibilidad. El protagonista tiene tantos síntomas de irremediable inexpresividad que le contagia la indiferencia al resto del reparto. Pero es desaparecer él y por arte de magia, aparece otra película, mucho más próxima, mucho más sensata, hilada y bella. Acompañada de una banda sonora escogida con acierto, la directora se encuentra consigo misma y da lo mejor de si, sorprendiendo gratamente. Espléndido el duelo interpretativo de las dos actrices que habían permanecido inéditas hasta ese instante, vigiladas por la indescriptible mirada de ese loco de pelo rojo que es Fernán Gomez, del que solo caben decir grandilocuencias. Es en resumen un interesante, aunque irregular producto, de la cada vez más decadente, industria patria". Si yo fuera crítico hubiera dicho muchas más cosas, desvelaría partes esenciales del argumento, releería satisfecho lo que hubiera escrito y volvería a mirar a mi alrededor a ver si pasaba por allí una de esas mozas de buen ver de las que ya he hablado antes. Encontraría una de pelo rizado y pechos sedosos y la devoraría con la mirada. Luego diría "Paco, ponme otra".

Lo que yo digo, tiene menos sentido o no. Aclara mucho menos, salvo si la has visto. Yo digo que la película comete errores que son demasiado frecuentes y de los que me gustaría hablar otro día. Digo que la película me emocionó. Que no hay nada más macabro que el dolor ni más enternecedor que el consuelo, ni más bonito que una sonrisa. Que me gustan los chicos buenos que asisten callados a las historias de las mujeres a las que aman. Que me angustia el olvido y que el mar tiene un secreto y por eso todos tratamos de perdernos en él, a ver si lo encontramos y nadie nos encuentra. Que lloraría si me reencontrase con Campos Verdes, Campos grises después de tanto tiempo de separación. Que me gustó la peli...

10 comentarios:

Blogger Buttercup ha dicho...

No la he visto, pero me han dado ganas de hacerlo.

2:11 p. m.  
Blogger Ring ha dicho...

Si fuera lector de críticas diría:

Otra película española con buen guión en la que aparece un garbanzo negro, pero que gracias a dios no recaga toda la obra.
Pasaré por el videoclub.

Saludos

PD.- Te sigo leyendo en silencio

2:13 p. m.  
Blogger Lula Towanda ha dicho...

No sé si no quieres ser crítico por no ser un señor con bigote que fuma mucho y de mirada sucia o por no desvelar el contenido de la peli.

8:52 p. m.  
Anonymous María ha dicho...

Yo también me guió por las estrellas sin leer las críticas. Me ha gustado más lo que tu dices, pero coincido con Lula en la duda que plantea.

11:13 p. m.  
Anonymous MaM-oNa ha dicho...

Nunca leo las críticas y debo pedirte perdón porque he pasado por alto la tuya, es cuestión de principios :D
Te ha faltado poner el numero de estrellitas.
Saludos.

1:14 a. m.  
Blogger Isthar ha dicho...

Yo leo algunas críticas, no me dejo llevar por ellas, pero siempre me sirven de pequeña referencia, luego me guío principalmente por la intuición.

Tras tu crítica "profesional" uno acaba sabiendo que seguramente, pese a los fallos, terminará con un buen sabor de boca ;)

Estos días estoy viendo bastantes películas, entre las que veo en casa y las cuatro que he visto en las dos sesiones de terraza de verano de la semana pasada, me voy poniendo al día.

La que más me ha emocionado, que no había visto todavía, es "El hijo de la novia" me pareció francamente tierna y me dejo un sabor dulce, dulce. Y de las modernas, he de decir que me encantó "Sin City" (es que últimamente estoy leyendo muchos comics :P)

1:11 p. m.  
Blogger illa ha dicho...

Yo solía hacer muchas críticas. Bueno, más que críticas, opiniones personales con una dosis técnica a veces. Y me acababan saliendo parrafadas de más de 1 hoja algunas veces.
Lo hacía y a veces hago simplemente porque me encanta el cine, es una de mis pasiones. Y el cine hay muchas maneras de verlo. Igual que siempre estará ahí la disputa de cine-entretenimiento o cine-crítica social y variantes, estará la cine-arte técnico, cine-arte subjetivo.
Yo no creo que se trate de bandos contrarios. El cine es tan magnífico que puede englobarlo todo. Y hay gente que sabe tanto de cine que aprendes cada día cosas maravillosas, sin cuyas explicaciones te perderías mil detalles inmensos.
Otras veces, ni siquiera necesitas que te las expliquen. Con sentir basta.

7:58 p. m.  
Anonymous Buit d'Estels ha dicho...

Gracias a Dios que no eres un crítico de cine, porque dices cosas mucho más acertadas, porque hablas de sentimientos encontrados y de melancolía robada. Seguro que el guionista se alegraría al leerte. Seguro que muchos veremos la película después de tus palabras.

PD: Las películas deben transmitir emociones, robar sonrisas y hurtar algunas lágrimas. Con todos esos ingredientes... no se olvidan. BS.

12:12 p. m.  
Anonymous CLAUDIA ha dicho...

Y si duda la cancion de ANA GABRIEL me ha gustado y mas por ke es un orgullo Mexicano...
te leo...

6:19 p. m.  
Anonymous Marilia ha dicho...

He llegado hasta aquí buscando la banda sonora de la película. Acabo de ver el final, lástima no haber prestado más atención habiendo leído tu crítica.

El caso es que me gustaría, si fuera posible, saber los títulos que componen la banda sonora. Creo que hay alguna obra de Puccini, me interesa especialmente eso.

Agradecería una respuesta si la conocieses.
Un saludo.
www.lacoctelera.com/umi

11:57 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal