El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

martes, abril 25, 2006

Del amor y otros demonios (2. El 1 está un poco más debajo y me temo que va a haber un 3)

La duración de la pasión amorosa abarca exactamente cuatro años, como las elecciones dice Helen Fischer, lo de la duración, que lo de las elecciones lo digo yo. ¿Y por que cuatro?, porque es el tiempo necesario para que tengamos un niño y lo criemos. Transcurrido ese plazo inconsciente que nos den por culo Wenceslao que diría mi amigo el filósofo o a otra cosa mariposa. La mariposa en este caso tiene que ser fértil, buscamos otra pareja procreamos cuatro años y vuelta a empezar. Pero no con la misma, eso nunca dice la Fischer. Ole tus ovarios Fischer (Price?).

Pero lo mejor del artículo son los ejemplos de estudios científicos que procuran determinar porque es una y no otra persona la razón de nuestros desvelos. Son dos las investigaciones referidas. La primera la del Dr. Wedekind que en casa será un Don Juan, pero que no pasará a la historia por enfermar de amor a las gentes por sus estudios. Si acaso de asco. Resulta que Doc (al que le he cogido cariño y por ende aludo cariñosamente) dío a 49 mujeres otras tantas camisetas sudadas de recios y no tan recios varones que no habían tenido a bien procurarse higiene personal en una semana. La conclusión que se extrajo del estudio no fue el cese fulminante del lumbrera que lo ideó, sino que las mujeres escogían las camisetas no por que tuviera un olor u otro, malo de todas las maneras, sino porque su inconsciente seleccionaba de entra las propuestas, las que correspondían a los genotipos que completaban los suyos propios. Se que no es fácil imaginar a que huelen las nubes cuando no huelen y a que huelen los genotipos sudados, pero vamos que muy bien no parece.

No obstante mi estudio preferido es ese que asegura que la razón por la que un hombre escoge a su pareja es la proporción existente entre su cintura y su cadera. Si esta es de un 70 por ciento, se escucha un timbre, se nos emociona el cuerpo y hemos encontrado a la mujer de nuestras vidas. Y todo por qué, porque esa es señal inequívoca de fertilidad en las mujeres. Al parecer todo gira en torno a perpetuarse lo cual resulta muy comprensible en el mundo que hemos creado entre todos. Y no, el que dijo esto no parece que vaya a dimitir de la vida, es posible incluso que esté contento con sus afirmaciones. Las veces que me habré yo juntado con los colegas y al ver pasar una señorita nos hemos puesto a discutir si era un 65 por ciento o más bien andaba por los sesenta, salvo el típico amigo que te sale listo y acaba siendo ingeniero y hace uso de complejas ecuaciones para comprobar que sin la menor duda está ante la mujer de su vida. El problema es que cuando se acercó le dijo un 70´01 eres un 70´01 y la chica, abrumada por el piropo acabó llamando a la policía. Recuerdo que hubo una vez un tío que vino con nosotros y al ver pasar una mujer, en lugar de calcular ratios dijo “Joder vaya tetas". Claro, como comprenderéis no tuvimos más remedio que quemarle en un auto de fe que organizamos al efecto en la Plaza Mayor...

9 comentarios:

Blogger cieloazzul ha dicho...

cachis!
ahora resulta que la cadera es la joya de la corona!!
y yo que pensaba que con una sonrisa relampaguceante bastaba...
^ç^

5:53 a. m.  
Blogger Eva ha dicho...

Y a breve resúmen de neuronas pegadas de pronto, prontísimo por la mañana... Nosotras elegimos por el sudor y vosotros por las caderas???? ¬¬

No coments.


Besos

9:55 a. m.  
Blogger Lula Towanda ha dicho...

Tengo caderas estrechas, y por tanto un coeficiente de pena. Me pregunto ¿que habrá visto mi marido en mi?
¿Será mi matrimonio por interés?
Me has dejado preocupada..

10:41 a. m.  
Blogger Larha ha dicho...

Algo debe fallar, algo, pues tengo las caderas perfectas XDDDDD...

2:32 p. m.  
Blogger Sopor eterno ha dicho...

Y todavia no me he enterado que quiere decir ese 70 por ciento..yo de eso voy sobrá, porque tengo el culo y las caderas como jennifer lopez..o mejor si cabe,jajaj.

Muackss

5:33 p. m.  
Blogger -Pato- ha dicho...

Me hacés reir a carcajadas con el análisis que te estas haciendo sobre este tema!!
Espero el próximo fasciculo.
Besos y risas.

6:07 p. m.  
Anonymous Maria ha dicho...

Si el 1 era bueno, este tmabién. Creo que tampoco llego al 70 aunque no me quejaré de mis proporciones (hoy no tengo mal día y llevan 3 diciéndome que estoy guapa, jeje). ¿Voy a tener que ponerme a oler camisetas para buscar pareja? creo que mejor me quedo como estoy. En espera del tres..... Besos.

9:02 p. m.  
Blogger B ha dicho...

Si no? jejeje en estas cosas por poner puedes poner lo que quieras, un par de argumentos y una peli de debate made in usa :P recuerdo una conversación con el que hoy buscará otra mariposa fértil en la que alegaba que buscaban mujeres con pechos grandes, pues si no qué otro modo de alimentar a sus nenes!!!

9:19 p. m.  
Blogger Dr. Espinosa ha dicho...

Bien entiendo que los doctores experimenten ¿pero que clase de señoras inconscientes acceden a oler y recrearse en los olores sudados de caballeros desconocidos? bien las pagarían, digo yo.

Mi señora, que allá por la tierra andará, tiene sus caderas siete veces más ancha que su cintura (y eso ya es difícil) y hijos no me ha dado ni uno, si acaso el retardado de mi cuñado que todo me lo toca (sí, sí todo) así que no se fien ustedes de las naturales medidas y escojan a las que les guste, además, si solo va a durar cuatro años de qué vale eso de guiarse por un corazón que a la mínima de cambio se aburre y busca otra cosa.

3:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal