El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

lunes, abril 24, 2006

Del amor y otros demonios (1). Continuará...

Hablar sobre el amor es harto dificil, hacerlo del propio, una epopeya. Demasiados terciopelos para que puedan resultar digestivos, demasiadas mentiras que tu quieres creerte (y que te crees hasta convertirlas en reales) para que los demás puedan resultar comprensivos con ellas sin entrar en el juego de la fe y los feligreses. Es mucho más asequible tratar el desamor, mentar a Romeo y a Julieta y conmover describiendo un corazón roto o una historia imposible. No se. Amar siempre resulta complicado por lo que resulta lógico que contarlo lo sea de igual manera.

Por eso no seré yo el que hable de él, no soy tan valiente, sino el que critique a otros que lo hacen, que resulta mucho más sencillo, para que nos vamos a engañar. Sobretodo por las formas que no por las intenciones (que esas siempre son buenas o eso dicen). Resulta que de esto es de lo que habla Lauren Sleter en el Nacional Geographic de Febrero de este año. “La química del amor”. O lo que es lo mismo, el amor analizado por los científicos… aterrador, ¿verdad? O como diría un amigo mío que es el filósofo más grande que jamás publicó. “Cágate lorito”… Pues eso, cágate.

Porque señoras y señores, después de leer este artículo descubriréis que vosotros no amáis, vosotros lo que sois es drogadictos. En los primeros tiempos del amor, esos en los que el mundo se da la vuelta y vuestros órganos sexuales os envilecen el seso (sin x, tan mona ella), resulta que os habéis metido un chute de dopamina, ni más ni menos. Que qué es la Dopamina, pues vais y se lo preguntáis a la Doctora Fischer que es la que lo dice. Lo que yo he entendido es que la Dopamina nos pone muy tensos, así que por lo que a esto respecta, coincide con el retrato robot de un enamorado en sus primeros pasos.

Cuando el amor se convierte en algo más calmado y rutinario lo que nos chutamos es la oxitocina, muy manida últimamente. La oxitocina al parecer es una hormona relacionada con la lactancia que predomina en animales que se emparejan de por vida y en seres humanos que se comportan como esos animales (Benedicto estaría encantado con esto). Eso si. Muy romántico muy romántico no suena. Cari como te oxitocino deberíamos decir en lugar de te quiero como se quiere cuando el tiempo transcurre y aplaca, pero claro así corres el riesgo de que te crucen la cara, hagan las maletas y se piren, y con razón. Lo bueno es que al parecer los orgasmos estimulan la producción de oxitocina. Lo cual, oye, como que alegra más. Claro que en el reportaje no resuelven como no estimular la mencionda hormona cuando has tenido la desgracia de emparejarte con un gañán o una gañana. Y es que la primera verdad suprema del amor, si es que hay alguna, es que no todo el mundo merece que le oxitocinemos…

15 comentarios:

Anonymous Luces-D-Bohemia ha dicho...

Leo esto justo el día en que, por medio de una encuesta en internet, se ha determinado que la palabra "amor" es la más bella del castellano.

http://www.periodistadigital.com/ultima_hora/object.php?o=350850

Siempre me he preguntado cómo amarán esos científicos que estudian el amor. ¿Tendrán un antídoto secreto que se administran en los momentos críticos? ¿estarán ensayando ya nuevos fármacos para curar el "mono" de amor? Si es así, pido no ser nunca cobaya...

Un beso, mago.

3:33 a. m.  
Blogger MAURA_ ha dicho...

El amor no es para ser estudiado es para disfrutarlo.
Saludos.

4:20 a. m.  
Blogger Eva ha dicho...

Vaya, que pena que algo tan bonito tengo una explicación tan fría, tan científica... Habla la Eva idealista, hoy...

Será demasiado empalagoso si encontraran la vacuna para producir esa sustancia no?

Me quedo como estoy!!

Un beso!

9:59 a. m.  
Blogger Lula Towanda ha dicho...

Deberían decirnos: "recuerda hombre (sentido genérico) que eres química y en química te has de convertir".
Lo del polvo queda mucho menos científico, porque ¿de qué esta hecho el polvo? eso no da para un artículo del Nacional Geographic

10:35 a. m.  
Blogger Bito ha dicho...

La verdad es que me da igual si amo por yonki o por romántico, siempre y cuando no deje de hacerlo, claro Explicaciones, que busquen y encuentren cuantas quieran, mientras yo pueda seguir amando...

Un saludo, tú.

12:17 p. m.  
Blogger Blanche ha dicho...

viva el instinto

2:41 p. m.  
Blogger Larha ha dicho...

Estoy en total desacuerdo. Las investigaciones estas de pacotilla sólo hacen que los investigadores justifiquen el dinero que reciben. El amor o enamorarse es un estado de completa imbecilidad que nos mantiene entretenidos hasta que los Morlocks vengan a alimentarse de nosotros. Bueno eso creo, porque la subvención que me otorgaron no llegó para más estudio, mire usted por donde.

Vale, callo ya.

3:30 p. m.  
Blogger Cobre ha dicho...

Reducir el amor a pura química, por mucho q sea una parte importante, siempre me ha parecido una gilipollez. Lá oXitocina, las feromonas y demás sustancias, tendrán mucho q ver en la atracción seXual, pero el amor es otra cosa. Digo yo...

Un beso

5:11 p. m.  
Blogger Dr. Espinosa ha dicho...

Ummmm, los cientificos decimos muchas cosas, investigamos una y otra vez como pasatiempo, y lo que afirmamos un día lo negamos el otro. Usted no nos hagan caso, amen sin importarles las químicas que ya se descubrirá dentro de varios años que en esto también andábamos equivocados.
O no.

6:45 p. m.  
Blogger -Pato- ha dicho...

Muy bueno esto que has traído, yo tambien he leído ese artículo y como que cuando terminé de leerlo me sentí triste, confusamente no sé porqué, como una niña que se le acaba de volar el globo de la mano, no sé...
Es demasiado analitico todo, mejor gahamos como dice el Dr. espinosa por ahi, que no les hagamos caso a los científicos, dentro de un tiempo nos dicen otra cosa.
Sigamos haciendo el amor sin tanto analisis hormonal que se me van las ganas.

Y me has sacado la carcajada a pleno cuando has dicho lo de Benedicto, tu humor me copa.

Besos sin análisis cientificos.

8:13 p. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

ouchs... y si aeso se le suma que el cerebro órgano por demás ecuánime y pluscuanperfecto se lía con las neuronas habrase visto que manantial de oxitocina se desparrama por todo el ser... al punto de generar las diferencias científicas en el género...
las mujeres segregan un 15% más de oxitocina que los hombres.... y allá del pobre hombre (masculino) que segregue el mismo porcentaje que las féminas, que entonces le dará por ser mimoso y usar baby doll para dormir;)
besos Señor...
Por cierto, me recordó la definición que hace García Marquez a cerca del amor... y que a mi parecer es MEMORABLE...

"el amor es un sentimiento contra natura, que condena a dos desconocidos a una dependencia mezquina e insalubre, tanto mas efímera cuanto mas intensa.Gabriel García Márquez.
Besos:)

10:15 p. m.  
Blogger Lince ha dicho...

todo es química
por eso no paramos de drogarnos
y nos enganchamos a las cosas como monos.
yo estoy enganchada a este lago, oiga

:)

1:30 a. m.  
Blogger Sopor eterno ha dicho...

Entonces es que ahora resulta que somos unos drogatas?? yo es que en realidad lo soy,ya se llama psicotropos, porros o amor, estoy enganchada a todos ellos.

5:43 p. m.  
Anonymous María ha dicho...

Ya le hemos quitado el romanticismo, el misterio, lo bonito y lo mejor al amor. Mejor no le hacemos caso y seguimos amando que será más divertido. Besos

8:57 p. m.  
Blogger Eulalia ha dicho...

No importa qué dispara el amor, importa cómo luego manejas el asunto.
En todo caso ¿No resulta romántico que tu oxitocina sólo se desparrame con uno/a y no con cualquiera?

9:52 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal