El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

sábado, diciembre 10, 2005

Metamorfosis modernas


Powered by Castpost



Sola mientras cruza la calle, sola en medio de la gente y de la vida. Busca palabras. Cuesta tanto...

Es solo que me siento poco y menos y basta que haga algo, para sentirme nada.

Nadie le ha escuchado. Los hombres siguen mirando a las mujeres sin llegar a verlas. Las mujeres siguen mirando al suelo sin saber que están pisando. Bufff. Cuesta demasiado.

Se que estoy hablando más bajito pero no puedo evitarlo y que ahora será más complicado aún que me escuchéis y me quitéis la insoportable alianza que han firmadola angustia y la bilis. Todos cometemos fallos pero los fallos no importan si no hay miradas que los reprochen y para eso tendría que arrancarme los ojos, tapiarme los oidos. Me duelen tanto los demás que me obligan a que yo me duela...

Nada. El mundo gira ajeno a sus desdichados. Las nubes se deslizan y hay un sol que no se atreve a calentar. Nadie mira mientras ella ve.

Ya solo soy un susurro. La garganta es ahora un agujero que se come lo que pienso. Comienzo a agacharme, a desear que el suelo me cobije. Y se que me equivoco, que yo soy yo y mis circunstancias, que jamás hice daño consciente salvo a mi misma, que soy diosa y atea vaya por Dios, pero no puedo remediarlo. Porque miráis, ¿por qué escucháis siempre, salvo cuando os pido ayuda?

Hay gente que se detiene a observarla. Incluso brotan un par de lágrimas anónimas. Se morirían por atraparla, llevarsela lejos de los indiferentes y desprogramarla, curarla de si misma y dejarle que le despierte la luz, la de las estrellas, la de los ojos que claman por su cuerpo. Sin pensar, sin quemaduras. Solo algó de luz y mucho de mantas. Un caldo caliente, quizás, puestos a ser codiciosos, un abrazo.

Pero ella no lo ve. Coge las piernas entre sus brazos y ya solo atiende al asfalto que la devora. No puede hablar y siente como la garganta se le llena de pelo y la piel de una pelusilla suave. No deja de pensar que es posible que sea su error más último. Se devana, se contorsiona. El cabello enredándose en los pies, los intestinos abrazándole el vientre. Lass uñas se ensedan, los ojos se le apagan.

Una señora se encuentra un ovillo de lana verde sobre un paso de cebra. Se lo lleva a su casa y le hace una bufanda a su nieta. Cuando la adolescente se la coloca sus balbuceos quejosos se transforman en fehacientes muestras de agradecimiento asombrada de lo bien que puede vivir una debajo de aquel abrazo. Ya nunca le separarán de su caricia, piensa.

Pero el dueño de las lágrimas no consiente y envidia y anhela y no puede tolerar que las cosas acaben de esta guisa. Por un día le da por el optimismo y, a la espera de que el mañana pueda desdecirle, gesticula un poco. Entonces la lana retorna a su condición de mujer, deseada para más señas, y se intercambian los oficios. Él, bufanda de rayas de colores y ella, sujeto pasivo de la oración acariciada (a Dios o a la gramática, siempre a ella) y le jura que ya está que todo está bien, que le promete que no es en sueño en lo que viven y que todo se ha arreglado, por mucho que no esté seguro de si está mintiéndose a sí mismo. Comienza a sospechar que no es más que un personaje y abriga la semilla del resentimiento hacia su creedor. Es posible que todo acabe en tragedia, si, ¿pero quíen se acuerda de esas cosas mientras tiene lo que desea?.

18 comentarios:

Blogger Larha ha dicho...

Brutal.

6:37 p. m.  
Anonymous la innombrable ha dicho...

Pocas palabras se me ocurren. Sería más fácil vivir pudiendo transformarnos para convertirnos en lo que anhelamos, aunque sólo para sentir un abrazo.
Pero... ¿de eso quién se acuerda?
La música genial.

7:19 p. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

wow...
fantastico...
saludos!!!

5:33 a. m.  
Anonymous María ha dicho...

A veces no escuchamos lo que deberíamos escuchar y no hacemos caso a lo que de verdad importa. Y luego, ¿quién se acuerda? La música y el texto, todo uno. Besos

12:43 p. m.  
Anonymous Luces-D-Bohemia ha dicho...

Es muy fácil engañarse a uno mismo. Y más aún, cuando es nuestra felicidad la que está en juego. Es muy posible, sí, que todo acabe en tragedia.

Un beso.

PD: Cada día me gusta más cómo escribes. Tus palabras me revuelven algo por dentro y eso es señal de que sigo viva. Así que mil gracias.

4:08 p. m.  
Blogger SUPERCLUCHY ha dicho...

mmmm :(

8:53 p. m.  
Blogger Angela ha dicho...

"¿Quien se acuerda de esas cosas mientras tiene lo que desea?" Si resulta que si somos el producto de nuestros deseos... y las emociones se crean en ese espacio entre el surgimiento de un deseo y su satisfacción... ¿para que habría que acordarse de ellas?

Un abrazo pa ti

2:50 a. m.  
Blogger MAURA_ ha dicho...

Pocas veces he visitado tu blog la verdad me he perdido de algo bueno
escribes muy bien .Este post en particular me encantó.
Te leerè con más frecuencia.
Un abrazo.

12:54 p. m.  
Blogger Ashavari ha dicho...

:) Yo se de una que practicamente esta en fase pre-bufanda... Pero ahora un poquito más tejida.

3:20 p. m.  
Anonymous Maria ha dicho...

He conocido tu blog por el juego de Bito. Me dejaste sin palabras. Hasta la musica una pasada. 1 saludo

7:36 p. m.  
Blogger Buttercup ha dicho...

Me encantó volver por aquí

7:52 p. m.  
Blogger Bohemia ha dicho...

Me ha gustado la historia y la música un nuevo descubrimiento para mi día musical...

Salu2

8:25 p. m.  
Blogger Blanche ha dicho...

flipante. no digo más

12:37 a. m.  
Blogger Lince ha dicho...

es tan bonito que me dan ganas de llorar.

un abrazo.

12:57 a. m.  
Anonymous Isthar ha dicho...

Me has puesto la piel de gallina...

Tus palabras son como un dardo directo a los sentidos. Impresionante Zifnab.

12:05 p. m.  
Blogger Desencanto ha dicho...

En ocasiones yo también desearía metamorfosearme, y dejar de ser la mujer encogida que nadie mira, que nadie ve, aunque no viva sobre el asfalto.

12:08 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿y la cancion que le pone bso es? ¡¡¡que no puedo escucharlo y no veas como me jode!!!! (hablando mal y pronto me disculpa) cuando la inspiración llama a su puerta, yo cierro la mia y me sumerjo en una especie de realidad alternativa que en ocasiones siento bien cercana... asi qeu nada más que darle las gracias por compartir.

B

4:50 p. m.  
Blogger Bito ha dicho...

... INcreíble, como siempre.

7:16 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal