El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

jueves, octubre 25, 2007

Diario de un insomne

Por una noche, son las 22.30 y estoy en la cama, leyendo. Y a eso de las 22.48, minuto más, minuto menos, me dejo convencer por el sueño y me duermo. Criaturita yo. Hasta que a las 23.39, minuto más minuto menos, llama Juan. No le contesto, pero oirle le oigo, o lo que es lo mismo, me despierto. Y me cago en él. No es que le odie, a los amigos no se les odia casi nunca, pero si me cago, diría incluso que dulcemente en él. Ni siquiera me enfado, la mala costumbre de dejar el teléfono abierto y la otra, la de dormirse tarde, hacen que no pueda. Juan no imagina que a esas horas yo duerma. Así que me cago, pero cariñosamente.

Y empieza la cantinela de siempre

Primera vuelta. Ojos cerrados

Me aburro. No hay una cosa más aburrida en este mundo que intentar dormirse cuando sabes que no te vas a dormir. Al principio, le das un pequeño margen de confianza y tratas de dormirte sin más. El sueño no llega pero si el aburrimiento, que es más inexorable que la muerte.

Segunda vuelta. Ojos cerrados

Empiezas a pensar cosas. Por ejemplo, en esas trufas de chocolate que has dejado en la nevera. O en "A sangre fría" que es el libro que has dejado tirado por dormir, canalla de tí. Acaban de matar a los Clutter. Y no os creais que os he jodido el libro, que que los Clutter mueren, es cosa que sabes desde el principio. Trufas de chocolate. A sangre fría. Y el sueño en Parla, el muy cabrón.

Tercera vuelta. Ojos cerrados

Has jurado hacer dieta asi que pasas de las trufas. Y es entonces cuando Ella, o la madera, o los fantasmas, hacen un ruido. Como una pinza cerrándose brúscamente (no sabría describirlo mejor). Así que la mente como de costumbre se va de varas y te hace esta pregunta, ¿como sería dormir al lado de un cangrejo gigante?. Entonces te sumerges en un debate interior estremecedor, porque por un lado dices, coño, peor sería dormir al lado de la Supernanny, y por otro, te imaginas un cangrejo gigante con su salsa de tomate y cebolla ligeramente picante (y eso hace que vuelvas a recordar a las trufas, tan solitas ellas tras la frialdad de los muros de una nevera) y por último te respondes, agotado de tanta estupidez. Dormir al lado de un cangrejo gigante sería raro, básicamente. Igual de raro que pueda serlo para el cangrejo, que tampoco es cosa de creerte mejor que nadie.

Cuarta vuelta. Ojos cerrados

LLegan las imágenes oníricas. No son sueños son solo imágenes que se dibujan sobre los párpados. Por ejemplo, un monstruo gigantesco cuyas patas son tan anchas como árboles, blanco todo él, salvo sus pezuñas que son del color de la carne y parecen pies talmente, y sin ojos, solo con una boca paralela a su cabeza, y enorme, tanto que dificilmente le ves esa boca gigantesca. Y sin embargo, un cielo, un oso de peluche al que nadie abraza porque a ver quien tiene esa envergadura de brazos (Pau Gasol ni siquiera empezaría a conseguirlo) un monstruo un poco triste, al que le gustan los niños pero que a los niños, él no les gusta. O empiezan los diseños psicotropicos sin haber consumido trópicos ni nada. Me jode no saber pintar porque son realmente buenos. Incluso he tenido en sueños una etapa amarilla y una etapa azul (como Picasso pero más mesetario). La lástima es que cuando abro los ojos, sigo dibujando los soles con sonrisa, las personas como palos cruzados con un globo por cabeza y las flores del mismo tamaño que las casas de techos rojos. Abres los ojos, no te queda más remedio.

Quinta vuelta. Ojos abiertos.

Es dificil ver en la oscuridad. Pero aún resulta más complicado mirar. Bueno pues si eres insomne, eres capaz de eso y de mucho más. Por ejemplo, las rendijas de la persiana pueden adoptar todas las formas que quieras, por ejemplo, en esa noche, las de un juego parecido al tetris. Así que te pones a encajar unas con otras. Uno cinco y diez minutos así. Estas perdido. Tienes que dormirte. TIENES que dormirte.

Sexta vuelta. Ojos abiertos

Riete tu de lo que pueda asustar una pesadilla si las comparas con las grandes preguntas nocturnas. Sirvo. No sirvo. Existo. No existo. Que es el tiempo. Y después de la muerte, ¿qué?. No sirves. No existes. No hay tiempo. Todo es oscuro. Ay ay ay. Que lleguen las pesadillas por favor

La gran vuelta. Te has levantado

Tonteas con la tele. Pero no ayuda. Sobretodo cuando el mando se posa sobre Cuatro y ahí esta, oscura como un cuervo, diabólica y maligna como nunca se conoció a otra. Hay está Supernanny (indudablemente, prefiero al cangrejo gigante). Hay que ver lo que acojona esa muchacha a la que cuando sonríe escuchas como le cruje el cuerpo. Si a eso le sumas la visión de los descendientes de Satan a los que trata de enmmendar (esos no son niños, esos no tienes tres seises tatuados en la nuca, tienen seis y Damien a su lado parece un niño de San Ildefonso repartiendo millones) al sueño no ayuda, si acaso a la castración. Así que vuelves con los Clutter a los que han matado ya, y no sabes por que y por eso sigues leyendo, y le sigues los pasos a Perry y a Dick (que es mucho más diabólico que tu primer Dick, el de Los Cinco -pero menos que la Supernanny- y por ello, mucho más interesante) y te pierdes en ello dos horas, tal vez más, con una extraña sensación en el cuerpo. Remordimientos?. Ira?. No. Trufas. Coges y te vas a la nevera, liberas a una de su gélida prisión, prometes al resto que volverás, y cuando regresas a la cama, por fin te duermes como un angelito.

21 comentarios:

Blogger Princess Valium ha dicho...

No quisiera yo a estas horas de la mañana parecer vulgar, pero en las circunstancias que describes, después de 40 vueltas en la cama y de haber probado todos los angulos posbiles de la almohada, hay una cosita que puedes hacer y que te deja relajadito, relajadito. Ya sabes a lo que me refiero, no?
Besos

10:34 a. m.  
Blogger humo ha dicho...

El chocolate, y lo vengo diciendo hace semanas en todos los blogs de insomnes: es incompatible con los malos rollos, está rico, y las calorías que añade se quitan de otro lado, porque el cacao es absolutamente imprescindible para mantener la mente sana. Dicen que es excitante, pero está tan rico que te vuelves a la cama encantado de haberte conocido.
El polvo y la paja (princess valium)aunque ciertamente proporcionan un sueñín relajante, no deben tomarse como remedios, sino como fines en sí mismos...;D

11:50 a. m.  
Blogger Princess Valium ha dicho...

humo, yo diría que se pueden tomar en todos los casos posibles, si es que apetece, claro está.

2:54 p. m.  
Anonymous Polilla ha dicho...

Una descripción absolutamente fiel de muchas de mis noches. Especialmente, la parte de las rendijas de la persiana (en mi caso, a falta de persiana, las sombras de la librería y el zapatero). Por otro lado, a mí en concreto, la Supernanny y/o sucédaneos me roban las horas de sueño durante el día.

Y si me juras que las trufas funcionan empezaré a serle infiel a mis vasos de leche caliente.

Palabra de insomne.

9:56 p. m.  
Blogger humo ha dicho...

Sin que sirva de precedente (este es el blog del Mago, y no un foro de debate, y si él quisiera que fuera un foro de debate, ya nos lo habría hecho saber),
Princess, tienes razón: polvo, paja y chocolate, a demanda... ;D

11:39 p. m.  
Blogger Ana di Zacco ha dicho...

Ya se lo decía yo en otro blog, Zifnab, que la mente es una tramposa. Tanta gaita y la clave estaba en una trufa...
Entiendo y comparto y me solidarizo con todo lo que cuenta (excepto con la TV, que no enciendo ya ni para los documentales).
Para el próximo insomnio (acabo de vivir uno) podríamos ponernos de acuerdo varios blogueros y venir aquí a invocar a Morfeo en plan aquelarre virtual, ¿qué le parece?

10:24 a. m.  
Blogger TICTAC ha dicho...

:-))))
la insomia se disfruta en compañia en caso contrario las trufas van puestas entre el telefono y el libro sonifero, al alcance. Pero eso ya creo que lo sabes...claro organizar la despensa para mi tendria riesgos de insomnia...hay unas trufas de chocolate con nueces y caramelo o rellenas de licor...ohhhh voy a ver si cultivo mi insomnio mas a menudo...

un abrazo...

10:53 a. m.  
Blogger Ana di Zacco ha dicho...

Por cierto, yo también leía a Los Cinco... me los acabas de desenterrar de la memoria profunda!

9:28 p. m.  
Blogger Ginger ha dicho...

¡Caramba! ¡Has dado en el clavo! jajaja. Una descripción de algo común, tan sincera y detallada que no puede ser menos que encantadora.

Me identifico plenamente EN TODOS los pasos, excepto en la tele, de hecho, no sé quién es la supernanny esa... (¿gracias a Dios?)

Un abrazo!

9:55 a. m.  
Blogger sergisonic ha dicho...

la cuestión es quedar relajado, como dice Princess ;)

Tetris en las rendijas abiertas de la persiana? Genial, jajaja.
Entre vuelta y vuelta, échale un vistazo al experimento en forma de libro del insomne Jose María Merino, "Tres semanas de mal dormir". Un diario nocturno de sus sueños insomnes, y sus continuos despertares.

saludos sónicos

12:09 p. m.  
Blogger raquel... ha dicho...

jaajaj. Me encantaban los cinco!!! Intenté releer un iobro hará unos cinco años y lo dejé a la tercera página, por pastelón

A mi me cuesta mucho dormirme, algunas veces, y me agobio cantidad. Has conseguido recordarme la sensación

Un saludo :)

3:30 p. m.  
Blogger Trenzas ha dicho...

Debería existir un dispositivo que desconectara el teléfono a partir de una cierta hora :(
A mi me entran ansias asesinas cuando me despiertan porque luego parece como si la cama me odiara y me echara con cajas destempladas. El chocolate, en cualquiera de sus formas, es una solución estupenda; mucho más que los cangrejos de cualquier tamaño :DDD
O que las supernannys. Eso sí que debe ser una pesadilla, por lo que cuentan. Tengo la fortuna de no haberla visto nunca en acción. Ni en inacción, creo.
Bueno, eso; que acudas al chocolate antes y que quites la clavija al fone cuando quieras dormir. Éxito garantizado en cuanto a recibir llamadas :)
Un abrazo grande, mago.

8:09 a. m.  
Blogger reve ha dicho...

Las imágenes oníricas, las preguntas chungas y las rendijas de la persiana son justo la parte que un no insomne jamás se podríaimaginar por más que se lo explicásemos...

Me ha encantado leerlo :)

Yo me levanto y fumo, y más o menos me funciona. Al menos me obliga a parar lo que sea en que estoy pensando y cambiar de tercio un rato...

(Y hola)

2:52 p. m.  
Blogger Ginger ha dicho...

¿Cuándo vuelves, Zifnab? ¡te echamos de menos!

sniff!

10:50 p. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

Bárbaro Mago!!!!
no sé porque pero me has devuelto esa sonrisa que desde la mañana no me acompañaba Magoooooooooooo!!
eres genial!
beso beso!
con ojos cerrados:)

2:53 a. m.  
Blogger Lince ha dicho...

yo he vuelto al insomnio impuesto por el fantabuloso turno de tarde de mi trabajo.
como le entiendo mago.
por qué tanto sufrimiento?
por qué tanto dolorrrr?

11:21 a. m.  
Anonymous manel ha dicho...

Fíjate lo que hace el tesón. Yo me como de buen principio las trufas y me pierdo un gran relato

9:56 a. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS ha dicho...

Yo antes ten�a esos problemas... pero vino el amigo somn�fero, y me los quit� todos, porque, de noche, hay que mimir, porque al d�a siguiente, hay que estar entero para dar la talla, porque si uno no descansa, todo parece peor, no se tiene cabeza para nada, y la vida se vuelve pesada.... en fin... yo s�lo puedo dormir, y lo firmo ante notario, cuando tengo al imb�cil en mi cama, es c�mo que ya me da la paz ansiada... y entonces, vegeto que da gusto...
Sus vueltas me dan miedo, no se si lo de cuestionarse la existencia me da casi mas miedo que lo de la Supernany... no se, pero da miedo. Yo es que soy mas vulgar, pienso en las facturas, la ni�a, el ex, el barman... pero cangrejos gigantes, no... y la nevera me importa un r�bano, creo que los disgustos me quitaron el hambre ese nocturno, que s� ten�a cuando me consideraba feliz... paradigmas de la vida....
En fin, se�or, que un placer volverle a ver, no se c�mo me localiz�... pero cntenta me hallo...
Y esta noche, proc�rese una maziza, ya ver� como duerme, sue�a en tecnicolor, y despierta c�mo nuevo...
BSAZOS, Y SEA FELIZ UD TB�

2:41 p. m.  
Blogger Arare ha dicho...

¿Se puede ser feliz viendo a la Supernanny? Anda, apaga la tele y hazle caso a la reina del Valium. Dix fois plus bon!

(Enyd Blyton, los 5, los 7 secretos, Torres de Malory y las gemelas en Santa Clara... todos, me los tragué todos.... los pastelones... diosmiodemivida, cómo podía!)

3:03 p. m.  
Blogger Ring ha dicho...

ays! no sabes cuanto te entiendo...
Son las 1:49 am

2:11 a. m.  
Blogger El lenguaraz ha dicho...

Yo tengo el dispositivo al que se refería trenzas; es más, tengo dos, pero suelo usar la derecha. No hay nada más previsible que un teléfono descolgado. El teléfono lo pagamos nosotros; es para nosotros, para hablar y escuchar cuando queramos; no es el llamado a la oración ni a filas, para deneder el honor de la patria. No hay mejor patria que el sueño (si descartamos la infancia. Ya lo sabe el mago; a las pócimas mágicas se les entra primero, y si no funcionan, al consejo de Valium con las manos dulces. Hay que apretar todos los botones; que no se diga que no hemos puesto toda la carne en el asador. A veces falla todo, es verdad; en esas circunstancias hago lo que todos: me jodo y ando todo el día a medio gas.

8:43 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal