El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

lunes, septiembre 24, 2007

Opinión: Siento el tostón (I)

Este no es un blog de opinión. Al menos, no lo es habitualmente por múltiples razones. Si todo el mundo opina, ¿que más dará una opinión más que además yo ya me se y estoy cansado de repetírmela?. Para opinar estan los tertulianos, los locutores de radio y los púlpitos y tambien los foros y los blogs y sobre todo, sobre todo, sobre todo, la barra de un bar, con su cervecita helada y su cigarrito en el dedo y sus mollejas recién hechas mientras vas arreglando el mundo,...... estoy teniendo un orgasmo..... ya.

En este algo nos ha dado por la vida contemplativa. Le miramos los pechos a la luna y si lo deseais, todo es cosa de pedirlo, podemos regodearnos con el culo de Mercurio, cada cual con sus gustos y Dios en el de todos. Nos bebemos brebajes inclasificables (ron con cocola, caipirinhas y otras bebidas si cabe más lúgubres) y comentamos las vicisitudes de la vida de por ejemplo, Manolo que fue el tercer hijo de Eva y Adan y que despilfarró todo lo que sus padres habían escamoteado del Paraiso en el primer casino de la historia de la humanidad.

Pero, somo para todo tiene que haber una excepción, hoy vamos a opinar. Y mañana también. Con dos apéndices.

El caso es que el otro día en un programa de radio, andaban algo escandalizados por el nivel cultural de loschurumbeles de la LOGSE, que al parecer no sabían por donde cae Santander (luego, en un zapping, me enteré de que la hazaña la había protagonizado una chica en un reality show de señoritas guapas del que hablaré en el siguiente artículo de opinión). El caso es que entre las brumas del sueño, mi cabeza se decidió a ponerse a pensar, y como no le sucede muchas veces, yo le dejé a la pobre que se desahogase, mientras trataba de apurar los cinco minutitos de gracia que todo buen dormilón debe concederse por las mañanas. Cuando me desperté, mi cabeza (que es buena chica aunque un tanto espesa) me comentó que más tarde habían debatido sobre la educación sexual y que una señora había llamado diciendo, que por muy liberal que se fuera, había cosas y cosas, y que antes de saber por donde andaba el punto g mejor sería saber ubicar ciudad tan noble y gallarda como la santanderina (esto no lo dijo así, pero mi cabeza es muy pomposa, la pobre, le gusta la laca y los bigudiés a pesar de su excelsa virilidad, dice ella).

El caso es que desde muy pronto comencé a notar cierto malestar en mis entrañas que no cesó ni siquiera despues de ir al baño a hacer lo que se suele hacer en el baño (además de tocarse, me refiero) y que se prolongó durante la mañana y por la tarde, a pesar de haberme tomado un Gelocatil y un Almax. Fue justo con la cena cuando mi cabeza se apiadó de mis pesares y me dijo con un deje de impaciencia. Lo que pasa es que quieres pensar". Y yo hostia, y eso como se hace y la cabeza con más impaciencia aún, te concentras y haces fuerza, y yo, ¿como cuando voy al baño y no me toco?, y la cabeza callada y yo muy solo.

Pero me puse manos a la obra, y oye que no es tan dificil, que apenas tres horas después ya había llegado a conclusiones sabias, pavorosas, eso sí, pero las conclusiones, por el mero hecho de terminar, siempre lo son. Estoy muy orgulloso de mi mismo, pero tengo que advertir a quién haya llegado hasta aquí que no todo el mundo está preparado para leer lo que voy a revelaros. Si no fuiste capaz de ver "El resplandor", que sepas que esto acojona mucho más que las dos niñas esas que iban por los pasillos del hotel Overlook.

1. Generaciones y generaciones de gilipollas han pasado por la historia y todos han dicho lo mismo. "Esta juventud...". Los jóvenes llevan siendo más maleducados, más agresivos y más tontos desde Manolo (ver segundo parrafo) con lo cuallo cual, puede afirmarse, sin ningún género de dudas, que el primer ser humano era Dios (lo sabía todo fruto de su esmerada educación, era amable con los ancianos, aunque no hubiera por el mero hecho de ser él el primero, nunca faltó al respeto a nadie y por supuesto jamás se fue de botellón, de hecho el fue el primero que dijo, esta juventud, cuando vio como Adan y Eva contravenían sus justas prohibiciones). Desde entonces todo ha ido fatal. Lo único es que, al contrario de lo que puedan pensar mis congéneres, basta echarte una partida de Trivial con gente de tu generación como para darse cuenta, de que en todas partes cuecen habas y que reputados profesionales y excelentes personas son incapaces de enumerar los colores de la bandera china y no tienen ni puta de idea de quién escribio La Vida es Sueño (será Lope, será Calderón?). Y todos ellos son hijos de la EGB y se escandalizan con la chica guapa que no sabe donde pilla Santander (habría que ver lo que haríamos nosotros con un mapa mudo delante de nuestras narices). No es por tanto culpa del sistema educativo, ni somos tan mejores que nuestros descendientes, ni siquiera creo que sea bueno criticar tanto lo ajeno con tanto que arreglar en lo propio.

Pero no me quedé aquí y presa de un espasmo de reflexión me atreví profundizar aún más, hasta adentrarme en mis regiones más remotas y descubrir cosas aún más sobercogedoras.

2) Es mucho, mucho, mucho, pero muchísimo, pero la hostia, pero que la hostía de muchísimo más importante saber el lugar exacto en el que se encuentra el punto G que ganar una partida de Trivial porque Santander sea la capital de Cantabria. 9 de cada 10 ganadores de una partida de Trivial así lo corroboran. El otro tenía una ezquizofrenia paranoide que impide que tengamos muy en cuenta su opinión.

La cultura no define a los humanos (pensar por si mismos, sí). Ni tampoco el Punto G, solo que este les hace mucho más felices.


Del Punto G, por desgracia, no tengo mapa



En el próximo capítulo: Segunda y última parte de la opinión de un mago idiota que ganó bastantes partidas de Trivial.

13 comentarios:

Blogger Trenzas ha dicho...

Mago: si tenía alguna duda (que no), ya sé por qué te echaba tanto de menos. No podía escribir mucho así que no te he comentado en los otros cuentos, estupendos por cierto. Ahora miro todos los días detrás del lavavajillas por si las cucarachas y he aprendido a reconocer al mayordomo, cuando voy en plan de visita asesina.
Confieso que alguna vez las novelas históricas me han aterrorizado, aunque solo las mal escritas, y huí de ellas como alma que lleva el diablo, tal como la señorita que describes. Y me gustaría saber quién es el escritor que se cubrió de tanta gloria en la radio :)
Y en cuanto a esta opinión tuya, pues sí señor; lo que define a los humanos es pensar por sí mismos y Séneca, hace un porrón de siglos, ya criticaba en una de sus cartas a "esa juventud de largas melenas, poco respetuosas con sus mayores y dadas a no saber por donde caen las provincias hispánicas"
(Vale; lo de las provincias me lo he inventado, pero lo otro es cierto)
Dicho esto, y reconociendo que un mapa mudo me pondría en algún aprieto, me gustaría decir que para pensar por uno mismo y formarse un criterio, necesitamos elementos de juicio, que solo se adquieren con un aprendizaje cuanto más completo, mejor. Y eso vale también para las culturas que no tienen universidades ni LOGSE, pero que llevan a sus niños a la jungla a aprender que animales son comestibles y cuales venenosos.
Y tienen que aprenderlo bien.
Tampoco está mal lo de aprenderse la situación del punto G.
:)
Un besazo, mago

5:36 p. m.  
Blogger Arare ha dicho...

Que pensemos por nosotros mismos es justo lo que no quieren que hagamos. Por eso nos enseñaronn dónde cae Santander y jamás nos habían hablado del punto G. Ahora si. Ahora sabemos perfectamente dónde tenemos el punto G, algunos incluso recordamos por dónde cae Santander, y cuando pensamos nos da la depre...cuando pensamos y sacamos conclusiones, digo.

Yo también te echaba de menos, Mago, pero desde la France no me ha sido fácil asomarme a la virtualidad. Eso si: he mejorado mi francés que no veas! ;)

11:16 p. m.  
Blogger Ana di Zacco ha dicho...

Los mapas ya no son los que eran. Ni los puntos G. Todo cambia de sitio y cuando uno ha aprender a llamarle "penícula" luego resulta que le llaman "flim".
No sé quien lo dijo, pero venía al caso.
Una amiga mía se enamoró de su actual marido y padre de sus hijos cuando, en un Trivial, éste fué el único que acertó el idioma oficial de Filipinas. Ah, esta generación...
Ascuas quedan hasta el próximo fascículo, don.

11:39 p. m.  
Blogger Zorro de Segovia ha dicho...

ya estamos, otro expansionista. ¡"Amos que" no ha invadido la Cantabria del mapa casi todo el País Vasco!.

No te alarmes hombre, que yo estoy peor. Fíjate que después de veinte años estudiando, nunca llegó el temario a la Guerra Civil. Que si no es por Carmen Rossi lo mismo ni me entero quién ganó (quién perdió sí lo sé, sí).

Y si te quieres consolar con eso de "mal de muchos ...", pásate por mi blog y mira el nivel cultural de los yankees en mi último post.

12:32 a. m.  
Blogger Princess Valium ha dicho...

Vamos que una cosa no quita la otra, así que yo propongo que no sólo enseñen a los jóvenes por donde cae Santander, si no que, por el amor de Dios, enseñen donde coño queda el punto G, que luego pasa lo que pasa y las decepciones son enormes.
Besitos

9:59 a. m.  
Blogger Bito ha dicho...

Infinitamente de acuerdo contigo, por ahora, pues recordemos que aún queda la tercera y última conclusión, que preveo razonada, dado que la has apartado de las otras dos.

Pero yo añadiría algo más para aquellos que hablan de que la juventud vaguea y no aprende en clase, algo que siempre dice mi viejo: "no hay mal alumno, sino mal profesor" y cierto es. Entiendeme que no quiero criticar a esos señores docentes, aunque a más de uno habría no solo que criticar sino despedir, pero sí a todo un sistema educativo que está tan mal montado que sólo sirve para retener datos estúpidos e ir subiendo escaloncito a escaloncito hacia el título de turno, sin enterarnos, una vez que hemos llegado hasta él, cómo lo hicimos.

En fin, espero el desenlace.

10:19 a. m.  
Blogger humo ha dicho...

Sí a todo y a todos, palabra por palabra. Qué comentaristas más sensatos tienes en tu blog, Mago.

1:57 p. m.  
Blogger Sherezade ha dicho...

Jo, cuantas veces he oído eso de "esta juventud..." y yo que soy de la hermandad de nomecallonidebajodelagua al final siempre acabo enzarzada en laboriosas discusiones. Y siempre digo lo mismo, hay que reconocer que somos más incultos (por general) que nuestros padres pero no nos tiramos hora y medio leyendo el manual de instrucciones del DVD para luego decir "esto es complicadísimo, pónmelo tú".

Que el que no se consuela es porque no quiere :P

3:27 p. m.  
Blogger TICTAC ha dicho...

Mago, no se aflija...la gente confunde la geografia con la anatomia...Santander es mas anatomia y el punto g definitivamente es geografia...

Cada tiempo genera su propia juventud...Ademas todo es relativo cuando se compara a lo global, quiero decir uno puede ser muy culto en su pais e ignorante en el de al lado...hay tanto que aprender para ser universal, global o loquesea..es mas facil reducir el mundo de tamaño con los airbuses y los rockets que reducir la ignorancia, sobretodo la del corazon cuando se juzga.

besos

11:38 a. m.  
Blogger Ana di Zacco ha dicho...

PS: si se lo quiere pasar bien con los conocimientos de geografía (y otros) de nuestros amigos americanos, puede darle aquí pero no respondo de las consecuencias, no me pase el cargo de los kleenex.
http://www.youtube.com/watch?v=QVbobdL3yi0

11:32 p. m.  
Blogger Xurri ha dicho...

Pero exactamente... ¿qué es ser culto?
¿Tengo que saber quién escribió La vida es sueño?
No sé, no sé... eso que nuestros padres son infinitamente más cultos que nosotros no lo veo claro. Nosotros hemos dedicado infinitamente muchas más horas a nuestra educación, básicamente porque (la mayoría) vivimos mejor y no hemos tenido que empezar a trabajar a los 14 ni a los 16 años, ni nadie nos ha dicho "niña suelta el libro y coje la escoba, que con letras no te vamos a casar!", y esas cosas que pasaban hace lustros. Eso sí, aquellas niñas pueden recitar de corrido párrafos de La vida es sueño, y yo no.
¿Somos menos cultos? ¿no habrán cambiado los parámetros de aprender, pero no los de medir? ¿no será que los contenidos y parámetros de la enseñanzase han quedado unos pasos atrás? ¿cómo se mide eso?

(esto de opinar es contagioso, ¡horreur!)

11:35 a. m.  
Blogger cieloazzul ha dicho...

Mago....
y no tendrás por ahi entre los archivos de tu torre un mapa del Punto G?
que lo he buscado en mi Mapamundi y nada, en Wikipedia y nada y Google... me ha mostrado 2487630 Resultados de información detallada pero NINGUN MAPA!!!
bah!
besos..

8:25 p. m.  
Anonymous http://belmarsoundtrack.blogspot.com/ ha dicho...

http://belmarsoundtrack.blogspot.com/

2:03 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal