El centro del lago de la luna

Una pequeña Republica del desconcierto y la desazón.

lunes, abril 04, 2005

Un mal día.

Aunque el gato negro trepó despavorido hasta lo más alto del árbol más cercano, la pedrada le alcanzó de pleno en la cabeza y cayó irremdiablemente muerto hacia el vacío. Había tenido la mala suerte de que un niño blanco se le cruzase en aquel funesto día trece.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal